Pros y contras de las adaptaciones live-action de Disney

Lo bueno y lo no tan bueno de las adaptaciones live-action de Disney

  • 0
  • 472 views

Los clásicos animados de Disney siempre vivirán en nuestros corazones, pero es tiempo de que hablemos sobre sus versiones live-action.

Hablar de los clásicos Disney no es cualquier cosa. El ratón puede presumir un amplísimo catálogo de películas estrenadas hace varias décadas y que siguen conquistando a las audiencias como el primer día. ¡Un verdadero fenómeno! Por esto mismo son muchos los que batallan en entender las razones del estudio detrás de sus recientes adaptaciones live-action.

¿Remakes o reinvenciones? Ni siquiera nos hemos puesto de acuerdo sobre cómo etiquetarlas. De lo que sí estamos seguros es que el estreno de estas producciones siempre viene acompañado de altas expectativas, pero también de una dosis de incertidumbre y de mucha polémica.

A continuación, un listado con lo bueno y lo no tan bueno de los live-action de Disney. ¿Y ustedes de qué lado están?

Obras para las nuevas generaciones

Adaptaciones-live-action-disney

El cine es un arte universal, pero esto no significa que todas y cada una de las películas vayan dirigidas a la totalidad del público. Las reinvenciones de acción real de Disney son un buen ejemplo, pues si bien apelan a la nostalgia de todos aquéllos que crecieron con los clásicos animados, lo cierto es que apuntan más de lleno a las nuevas generaciones que no tienen a las originales tan grabadas en el corazón. Una oportunidad novedosa para que las audiencias más jóvenes tengan sus propias obras de las que enamorarse, lo que para nada les impide disfrutar de la grandeza de las originales.

¿Autoprofanación de los clásicos?

Los remakes son inevitables, pero hay películas que nadie en su sano juicio se atrevería a rehacer. El padrino o Star Wars son buenos ejemplos de ello, por la simple razón de que están muy firmemente arraigados en el gusto del público. Quizá por esto son pocos los que entienden las razones por la que Disney ha tocado -o para algunos, profanado- su propia obra cuando sus clásicos animados lucían como versiones definitivas en sí mismas. Un sector del público no comulga con ellas, el otro podría conectar con tanto fervor que podría poner el riesgo del viejo catálogo que todos conocemos. Una estrategia tan peculiar que deambula cerca de la peligrosidad.

Posibilidades de expansión

Una de las mayores riquezas de las películas live-action de Disney radica en las amplísimas posibilidades de expansión que éstas brindan a las historias que todos conocemos. Algunas se decantan por nuevas secuencias o canciones que actualicen los temas y las reflexiones, otras fungen como auténticas precuelas o secuelas que nos llevan más allá de lo que hemos visto hasta ahora, finalmente están las que operan como spin-offs que presentan caras totalmente distintas de los héroes y sobre todo de los villanos. Sólo falta que el ratón se arme de valor y aproveche estas producciones para dar una oportunidad de redención a tantas películas que merecían más y que nunca terminaron de conectar con las audiencias aun cuando siempre han tenido muchísimo que dar. El caldero mágico, Atlantis, El planeta del tesoro

Remakes al pie de la letra

Erradiquemos los estigmas y reconozcamos que los remakes no son enemigos de la creatividad como algunos quieren hacernos creer. De hecho la historia del cine está plagada de casos en que las reinvenciones superan a las originales. En este caso, el problema llega cuando la nueva versión se limita a calcar lo que ya conocemos. Disney lo ha hecho en más de una ocasión, lo que ha provocado confusión en algunos sectores del público que no entienden la necesidad de copiar una película que ya estaba bien desde el inicio. ¿Buena o mala decisión?

Otra forma de vivir la magia Disney

Más allá de lo bueno y lo no tan bueno, es difícil negar la mayor cualidad de las reinvenciones live-action de los clásicos Disney: todas nos ofrecen una nueva forma de vivir la magia que ha caracterizado al estudio a lo largo de su historia. Ya sea con las réplicas más fidedignas o con las expansiones más innovadoras, la acción real permite otro tipo de inmersión en los reinos fantásticos que el ratón nos ha ofrecido por generaciones. Un esfuerzo que no es exclusivo para las nuevas audiencias, sino también para las más adultas que a veces se olvidan de seguir soñando. Si hay algo que Disney nos ha enseñado a través de los años es que es un especialista en este terreno. Mantengamos un ojo crítico en todo momento, pero sin dejar que éste nos impida volar con polvo de hadas o sumergirnos bajo el mar.

Autor

  • Luis Miguel Cruz Lopez

    Periodista y crítico de cine y series. Además de Cinépolis, he trabajado en varios medios mexicanos líderes en contenidos audiovisuales. Cofundador de Radix, primer y único medio especializado en animación iberoamericana.

    View all posts
¡Fuera de aquí! Toni Collette no se ha sentido cómoda con algunos coordinadores de intimidad
Nota anterior ¡Fuera de aquí! Toni Collette no se ha sentido cómoda con algunos coordinadores de intimidad
¡Hijo de la noche! El tráiler final de Renfield con Nicolas Cage ya está aquí
Nota siguiente ¡Hijo de la noche! El tráiler final de Renfield con Nicolas Cage ya está aquí
Notas relacionadas

Leave a Comment:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *