Tenet: Una obra de ingeniería creativa - Paloma & Nacho

Tenet: Una obra de ingeniería creativa

  • 0
  • 418 views

El Protagonista (así, sin nombre), interpretado por John David Washington, es un agente seleccionado por Tenet, una organización ultra secreta para que ejecute una misión que tiene como finalidad evitar un desastre mundial. Parecería una descripción simple, pero no hay nada más opuesto a eso. Nada en el cine de Christopher Nolan lo es. Muchos de los elementos que tiene el director en su filmografía coinciden en invitar al espectador a adentrarse en un universo que compone con sus propias bases, apoyándose en ciencia ficcionada para validarse (Inception, Interstellar) y en el caso de esta cinta, sumando los más puros elementos del cine de espías (poderoso villano ruso incluido).

Como suele hacer con gran parte de sus argumentos, jamás subestima al espectador, apelando a su inteligencia para así sumergirlo/a en una trama llena de giros inesperados y cuestionamientos para que cada quien vaya desenredando el hilo y armando su propio rompecabezas. Eso resulta casi siempre fascinante, aunque mi sensación en este caso, es de querer subir otro escalón en su propio y reconocido estilo, ofreciendo una compleja historia ilustrada magistralmente en todos los sentidos pero sin tener suficientemente claras las reglas del juego.

Nuevamente, las leyes de la física son piedra angular en la trama: la reversión del tiempo y la entropía son los fundamentos que nuestro héroe debe entender para poder ejecutar el plan maestro, guiado por el agente Neil (Robert Pattinson) y así enfrentar a Andrei Sator (Kenneth Branagh), un traficante de armas ruso que tiene un plan que amenaza con la extinción de la humanidad. La damisela en apuros es interpretada por Elizabeth Debicki, cautiva esposa del imponente villano quien será el pivote entre los dos mandos.

La asombrosa secuencia inicial en la ópera de Kiev, tiene todo para atrapar en segundos la atención. La extracción de un artefacto explosivo de la sala es el objetivo, y en el minuto en que vemos que las balas regresan a sus armas y que ocurren eventos a la inversa, uno sabe que puede esperar cualquier cosa. Hay que entrarle sin cuestionar mucho el cómo o qué es lo que produce la reversión del tiempo mismo, porque pasan tantas cosas continuamente, que, francamente justificarlo todo bajo la más pura lógica, distraería al espectador de la historia central.

John David Washington cumple cabalmente con la tarea de llevar en sus hombros las dos horas y media de película y crea buena complicidad con Pattinson intermitentemente en pantalla. Elizabeth Debicki es quien realmente muestra una curva emocional, una vulnerabilidad contenida sometida a las violentas circunstancias en las que se encuentra, atrapada dentro de un matrimonio opulento pero atroz. Las capacidades histriónicas de Branagh le quedan grandes a un personaje un tanto caricaturezco, estereotipado y con poca profundidad, esta última característica compartida con el resto del elenco a excepción de la ya mencionada Debicki.

Nolan ensambla al equipo perfecto para desarrollar una idea tan compleja como ostentosa delegando las imágenes al genial ojo de Hoyte Van Hoytema, apoyándose en la emocionante composición musical de Ludwig Göransson y en el minucioso diseño de producción de Nathan Crowley. Los cortes precisos de la editora Jennifer Lame le terminan de dar forma a esta espectacular película de acción, de ésas que no dan treguas ni respiros, que demandan toda la atención al más mínimo detalle. Tenet es una obra de ingeniería creativa que, sin ser su opus magna, resulta entretenida aunque no termine de entenderse en su totalidad.

Autor

Barry Jenkins dirigirá El rey león 2
Nota anterior Barry Jenkins dirigirá El rey león 2
Nuevas fechas de estreno de Disney
Nota siguiente Nuevas fechas de estreno de Disney
Notas relacionadas