¿Te atreves a jugar conmigo? La evolución del muñeco maldito en cinco títulos - Paloma & Nacho

¿Te atreves a jugar conmigo? La evolución del muñeco maldito en cinco títulos

  • 0
  • 995 views

Spoiler alert: nunca volverás a ver a tus juguetes con los mismos ojos después de leer esta lista.

 

Los muñecos malditos no son cosa de niños. Todo lo contrario. Están entre los personajes más complejos del cine de terror, con un recorrido tan longevo como el propio género y que ha sido capaz de plasmar algunos de los peores horrores de la humanidad. Esto incluye la inocencia en peligro, la posesión demoniaca, la tecnología fuera de control o incluso nosotros mismos.

¿Quieres saber más sobre este escalofriante viaje? Te dejamos cinco películas que representan fielmente la evolución del muñeco maldito en el cine de terror.

 

Otto (The Great Gabbo, Dir. James Cruze, 1929)

muneco maldito the great gabbo

La historia del muñeco maldito comienza con The Great Gabbo, película del cine silente cuya escalofriante figura era muy distinta a las que conocemos hoy en día. Otto no es un juguete como tal ni mucho menos está maldito. Es sólo una marioneta que representaba lo peor de su perturbado dueño. Un inadaptado social que sólo siente empatía y acepta los consejos de su eterno acompañante. Fue así como las marionetas se convirtieron en un símbolo del terror que continuó con Dead of Night (1945) y que terminó extendiéndose hasta nuestros días con títulos como El títere (2007) y Pesadillas (2015). Y claro, que evolucionó en líneas distintas, pero igual de macabras.

 

Talky Tina (The Twilight Zone “Living Doll”, Dir. Richard C. Sarafian, 1964)

muneco maldito the twilight zone living doll

Si nuestra lista se titula cinco proyectos y no cinco películas es por “Living Doll”, uno de los episodios más importantes de La dimensión desconocida y que fue definitivo en la concepción del muñeco maldito. La trama nos introduce con Talky Tina, una muñeca como cualquier otra, salvo por el hecho de que ésta defiende a su niña de los malos tratos de su padrastro. No estaba endemoniada, pero cobraba vida y estaba sedienta de venganza. Más importante aún, fue la primera muñeca que inspiró auténtico terror en la historia del audiovisual por sí misma. Su legado es tan fuerte que incluso fue decisivo para la construcción de M3GAN.

 

Chucky (El muñeco diabólico, Dir. Tom Holland, 1988)

muneco maldito chucky

El muñeco maldito por excelencia. No hay mejor manera de describir a Chucky que con el título en español de su película, al tratarse de un juguete que cobra vida cuando el alma de un asesino y practicante de vudú lo ocupa para mantenerse con vida. Un muñeco maldito, no por obra del diablo, sino de la maldad humana. El concepto cambió drásticamente cuando los rituales originales salieron de la escena y fueron reemplazados por una pieza tecnológica alterada por un vengativo desarrollador. La modificación no fue bien recibida, pero sentó las bases de un nuevo paso en esta historia. Sí, hablamos de M3GAN, pero antes…

 

Annabelle (El conjuro, Dir. James Wan, 2013)

muneco maldito annabelle

La historia del cine está plagada de muñecas malditas, pero ninguna tan famosa como Annabelle. Fue pieza clave en la primera entrega de El conjuro sin siquiera ser el caso en cuestión; su popularidad la convirtió en protagonista de su propia trilogía con una historia que va de la especulación al entretenimiento puro y duro; sus horrores trascendieron más allá de la pantalla cuando en un 2020 catastrófico corrió el rumor de que la endiablada pieza se había escapado del museo Warren. Más que una muñeca cinematográfica, una figura que hoy ocupa un lugar fundamental en el imaginario colectivo del mundo entero. La muñeca maldita por excelencia de un siglo XXI cuyos primeros años han sido verdaderamente pesadillescos.

 

M3GAN (M3GAN, Dir. Gerard Johnstone, 2022)

m3gan james wan muñeca

Ironías de la pantalla grande: La nueva muñeca maldita del cine no está realmente maldita. Los horrores de M3GAN radican en una evolución de nuestros miedos que apuntan cada vez más a una tecnología fuera de control. En este caso, una máquina tan avanzada que termina por tomar sus propias decisiones, o como es la expresión adecuada, que alcanza la singularidad. Esto para nada significa que los temores sobrenaturales hayan quedado atrás, siendo los endiablados movimientos de la figura la mejor prueba de ello, pues remiten más a una chica posesa que a un juguete averiado.

¿Cómo continuará la historia? No lo sabemos, pero de momento te invitamos a disfrutar de M3GAN en las salas Cinépolis. Adquiere tus boletos AQUÍ.

Autor

  • Luis Miguel Cruz Lopez

    Periodista y crítico de cine y series. Además de Cinépolis, he trabajado en varios medios mexicanos líderes en contenidos audiovisuales. Cofundador de Radix, primer y único medio especializado en animación iberoamericana.

Drew Barrymore reflexiona sobre su posible regreso a la actuación
Nota anterior Drew Barrymore reflexiona sobre su posible regreso a la actuación
En otro universo… James Corden hubiera protagonizado la película The Whale
Nota siguiente En otro universo… James Corden hubiera protagonizado la película The Whale