Musicales de la última década que revolucionaron el cine

  • 0
  • 104 views

Luis Miguel Cruz hace un repaso por los musicales que hicieron brillar el género.

El mago de Oz (Victor Fleming y King Vidor, 1939), Cantando bajo la lluvia (Stanley Donen y Gene Kelly, 1952), Los caballeros las prefieren rubias (Howard Hawks y 1953)… Todos conocemos los clásicos de la llamada era dorada de Hollywood. Moulin Rouge! (Baz Luhrmann, 2001), Chicago (Rob Marshall, 2002), Mamma Mia! (Phyllida Lloyd, 2008). Los musicales que refrescaron el interés en el género a inicios del siglo XXI. ¿Y después? 

Los musicales tienen una de las historias más fascinantes, pues han atravesado momentos de gloria, pero también padecido estrepitosas caídas. Al final, siempre ha resurgido el género para un espectacular nuevo acto. La última década ha sido una buena prueba de esto. Con películas que han desafiado las viejas fórmulas para sacar a relucir una infinidad de posibilidades. ¡No es exageración! Algunas de las películas más queridas y celebradas de los últimos años pertenecen a este género.

Levantamos el telón para celebrar todos aquellos musicales de la última década que han revolucionado el cine. 

Sing Street: Este es tu momento (John Carney, 2016)

Sing street

¿En qué piensas cuando escuchas las palabras “cine musical”? Seguro que a más de uno le vienen a la cabeza esas magnas superproducciones al más puro estilo de Broadway y West End. Ya que este ha sido el estilo más recurrente por generaciones. En cualquiera de los casos, cada vez son más los cineastas que buscan innovar con nuevas propuestas, siendo John Carney uno de los casos más sonados. 

El irlandés demostró sus dotes con Once (2007) y Empezar otra vez (2013). Que dejaron a un lado los números de antaño para decantarse por historias protagonizadas por todo tipo de apasionados de la música y engalanadas por las más exquisitas bandas sonoras. Ambas gozaron de una estupenda aceptación entre los amantes del género. Su punto más alto, sin embargo, llegó con Sing Street: Este es tu momento, que aprovecha la juventud de sus personajes para realizar una sutil, pero muy arriesgada innovación a su propia fórmula: la incorporación de algunos de los elementos más clásicos del cine musical. 

El resultado es un entrañable coming-of-age sobre un chico dublinés aprovecha la música para evadir los dilemas que aquejan su vida cotidiana, pero también para tratar de conquistar a la chica de sus sueños. El punto climático de esta revolución llega con la secuencia “Drive It Like You Stole It”, en la que el protagonista imagina el rodaje de un videoclip con el que todas sus ilusiones se cumples, para finalmente descubrir que ninguna de sus aspiraciones se ha cumplido. Uno de los momentos más celebrados y representativos del musical contemporáneo, y que ha servido para que el género explore otros caminos sonoros y narrativos.

Chicas pesadas (Samantha Jayne y Arturo Pérez Jr., 2023)

Mean girls

¡Vaya lío en el que nos ha metido Chicas pesadas! ¿Es un remake o una reinvención musical del clásico de 2004? Ni una ni otra, más bien se trata de una adaptación cinematográfica de la puesta en escena estrenada en 2017. Una categorización que ha suscitado confusión en más de uno.

Etiquetas aparte, el mayor reto de esta nueva versión a cargo de Samantha Jayne y Arturo Pérez Jr. ha sido respetar las bases que enamoraron a las audiencias de inicios de siglo XXI, pero dotando al nuevo filme de una esencia muy propia. Una que garantice la identificación con las nuevas generaciones, ¿y por qué no? Que refrende el estatus de clásico para la historia, esta vez, por partida doble.

De momento, todo apunta a que hay buenas posibilidades de lograr el objetivo. La última palabra quedará en las audiencias que tendrán que decidir qué tan fetch es este nuevo proyecto.

El gran showman (Michael Gracey, 2017)

El gran showman

Es un hecho innegable que El gran showman está plagado de convencionalismos. Tantos, que más de uno podría suponer que el filme está basado en una puesta en escena. Se trata, sin embargo, de un musical original que recurre a la mayor espectacularidad posible para contar la historia del empresario y artista circense PT Barnum.

Esto último ya es una peculiaridad, pues los biopics musicales son poco más que inusuales dentro del género. En cualquiera de los casos, la verdadera diferenciación de esta historia no sólo radica en su protagonista, sino en los excéntricos personajes que le rodean. Un extenso catálogo de inadaptados cuyo mayor sueño no es la fama ni la fortuna, sino encontrar su lugar en el mundo. Una suerte de Freaks (1932) suavizada y llevada al terreno musical.

Fue esto lo que le valió un lugar en el corazón de las audiencias, quienes convirtieron el tema “This Is Me” en un himno contra la intolerancia padecida por muchos. Y dicho sea de paso, en una de las canciones fílmicas más celebradas de los últimos años.

Amor sin barreras (Steven Spielberg, 2021)

Amor sin barreras

Resulta curioso que uno de los más brillantes y revolucionarios musicales contemporáneos sea una nueva adaptación a una obra estrenada en 1961. ¿Quieren más? A su vez, esta obra se inspira en Romeo y Julieta, un clásico de todos los tiempos fechado en 1597. Nos referimos, por supuesto, a Amor sin barreras.

Steven Spielberg manifestó por años su deseo de hacer un musical. Por eso, muchos no supieron qué pensar cuando se decantó por una historia conocida por todos por encima de una más novedosa u original. Pero el cineasta tenía muy claras sus intenciones y así lo demostró con una obra que exalta las mayores virtudes de la puesta en escena para luego empaparlas de los más ricos valores cinematográficos. Fue así como el creativo aprovechó el amor imposible para reflejar un mundo dividido por el odio y la intolerancia, enviando así un mensaje tan potente como necesario para los tiempos que corren. Todo esto, repetimos, con un argumento cuyas raíces más profundas se remontan varios siglos atrás. 

Hoy día, son pocos los que se atreverían a negar que la reinvención de Amor sin barreras se merece un lugar de honor entre los grandes musicales cinematográficos de todos los tiempos. Y dicho sea de paso, entre las joyas de la corona de un cineasta que se mantiene firme las mentes más creativas en toda la historia del cine.

La La Land (Dir. Damien Chazelle, 2016)

La La Land, uno de los musicales favoritos

City of stars… are you shining just for me?”. La La Land padeció uno de los momentos más polémicos en toda la historia del cine. Ya saben a cuál nos referimos: esa corrección de último minuto que la privó del Oscar a Mejor Película. Pero los premios no lo son todo y al final, la cinta dirigida por Damien Chazelle logró el reconocimiento más deseado por cualquier producción: el cariño de un público que la ha ascendido entre los mayores logros fílmicos de los últimos tiempos.

Mucho se ha hablado sobre las razones de su éxito, pero lo cierto es que nadie ha encontrado un argumento verdaderamente concluyente. Hay quienes lo atribuyen a su realizador; otros se decantan por la exquisita mancuerna Gosling/Stone; algunos más por su memorable banda sonora; finalmente hay quienes se inclinan por su reinvención de las viejas historias de éxito y amor, reemplazadas por construcciones menos idealizadas y más realistas, pero no por ello menos conmovedoras. De esas que invitan a brindar por los tontos que sueñan.

Los debates seguirán, quizá por generaciones, pero de momento la única certeza es que La La Land pasó a la historia por sellar un nuevo enamoramiento entre el público y un género que muchos daban por muerto… otra vez. Y es que con altas y bajas, el musical ha batallado en encontrar el modo de conquistar del todo a las nuevas generaciones. Hay buenas razones para pensar que la respuesta podría ocultarse en el elegante legado de un filme que ha necesitado menos de diez años para alcanzar el estatus de clásico imperecedero.

Annette (Leos Carax, 2021)

Annette, uno de los mejores musicales

Seguro que los amantes de las etiquetas agradecen que Annette pertenezca al género musical, pues de otro modo sería una historia virtualmente inclasificable. No es exageración.

En muchos aspectos es un drama romántico, pero es también una trágica historia de fantasmas, además de un doloroso acercamiento a los numerosos dilemas que aquejan las relaciones entre padres e hijos. Cuenta además con los más excéntricos elementos: una introducción tan metanarrativa que deambula entre lo hipnótico y lo descarado; una de las más singulares escenas de sexo oral con los personajes cantando mientras lo practican; la elección de una marioneta como personaje para garantizar una brillante metáfora de la explotación paternal.

Podríamos realizar una lista completa con las razones por las que Annette es el musical más revolucionario de los últimos tiempos y muy probablemente nos quedaríamos cortos ante sus cualidades. Nuestra recomendación es véanlo, descúbranlo por ustedes mismos y déjense llevar por uno de los filmes más fascinantes del panorama contemporáneo.

También síguele la pista a Paloma & Nacho en los lobbies y pantallas de Cinépolis. Además, checa nuestras recomendaciones en radio y escucha nuestro podcast en Spotify y Apple Podcasts. Y no olvides seguirnos en X como @Paloma_Nacho.Descarga la app de Cinépolis y consulta la cartelera, horarios, estrenos, preventas y promociones que tenemos para ti. 

Autor

  • Luis Miguel Cruz Lopez

    Periodista y crítico de cine y series. Además de Cinépolis, he trabajado en varios medios mexicanos líderes en contenidos audiovisuales. Cofundador de Radix, primer y único medio especializado en animación iberoamericana.

Tráiler y todo lo que debes de saber de No mires al demonio
Nota anterior Tráiler y todo lo que debes de saber de No mires al demonio
Quiz: ¿Qué canción de Queen te representa?
Nota siguiente Quiz: ¿Qué canción de Queen te representa?
Notas relacionadas

Leave a Comment:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *