¡Ay, mamita! Estas son las mejores películas mexicanas de terror

¡Ay, mamita! Estas son las mejores películas mexicanas de terror

  • 0
  • 103 views

Niños malvados, leyendas, y una buena dosis de brujería.

Si algo nos gusta a los mexicanos, es el terror. Y como muestra están los números de taquilla. Grandes franquicias han encontrado en México uno de sus mejores mercados en todo el mundo, e incluso las propuestas más pequeñas, esas que no cuentan con importantes actores, logran una sólida venta de boletos. Pero el terror hecho en casa también tiene lo suyo. Con un país lleno de mitos, leyendas, costumbres y tradiciones, sería ilógico que el cine nacional de este género no tuviera grandes exponentes. A continuación, conoce las mejores películas mexicanas de terror.

La llorona (Dir. Ramón Peón, 1933)

La llorona películas mexicanas de terror

A través de tres épocas se nos cuenta la popular leyenda mexicana que ha atemorizado a generaciones. Una mujer, tras asesinar a sus hijos, maldice a todos los primogénitos de la familia de Hernán Cortés. Por ello, ni el pasar de las décadas evita que la venganza se esparza. Aun cuando no se produjo en una época de gran tecnología, este título sobresalió por sus inquietantes imágenes, ambientación, y la fidelidad que presentó ante la leyenda. Es, hasta nuestros tiempos, uno de los títulos más representativos al hablar de la mujer que llora.

El vampiro (Dir. Fernando Méndez, 1957)

El vampiro Germán Robles
¡Ay, mamita! Estas son las mejores películas mexicanas de terror

Marta llega a Sierra Negra para visitar a su tía enferma. En el mismo tren viaja Enrique, que se ofrece a acompañarla. Al llegar a la estación, ambos aceptan continuar el viaje en una carreta que llegó a recoger una misteriosa caja. Una vez en casa de la tía, Marta se enfrenta a un destino incierto. Con la interpretación de un brillante Germán Robles, esta película alcanzó gran popularidad y el estatus de sólida exponente para el género. Con elegancia, sangre y la oscuridad necesaria, es una película ideal para conocer al chupasangre más reconocido del cine mexicano.  

Hasta el viento tiene miedo (Dir. Carlos Enrique Taboada, 1967)

Hasta el viento tiene miedo películas mexicanas de terror

Claudia estudia en un internado para señoritas, y es víctima de recurrentes pesadillas. Sus compañeras también las sufren, y sus investigaciones las llevan a descubrir el pasado del internado donde están. Así descubren la presencia de Andrea, una alumna fallecida cuyo espíritu quiere venganza. Desde esta cinta, Taboada demostró por qué es uno de los referentes al hablar de terror en México. Gracias a su elegante mezcla de tensión, un horror ambientado a lo que no vemos, y un sonido espectacular, es una obra que se mantiene vigente hasta nuestros días. Mención especial a su espectacular reparto, lleno de química y buenas interpretaciones. Lástima que el remake con Martha Higareda no le llegara ni a los talones.

El libro de piedra (Dir. Carlos Enrique Taboada, 1968)

El libro de piedra Hugo
¡Ay, mamita! Estas son las mejores películas mexicanas de terror

La institutriz Julia Septién es contratada para hacerse cargo de la educación de Silvia, hija de un hombre rico. Esta se comporta de forma extraña, y asegura que juega con una estatua de piedra que está en los jardines de su casa. Durante todo el metraje, el gran misterio es descubrir qué se esconde tras dicha figura, y Taboada nuevamente construye una historia resistente al paso del tiempo. La ambientación, sus temas y un final inquietante son sólo algunos de los factores por los que este título vale totalmente la pena. Al igual que la cinta anterior, tuvo un remake que pasó con más pena que gloria.

Más negro que la noche (Dir. Carlos Enrique Taboada, 1975)

Más negro que la noche protagonistas

Cuatro mujeres se mudan a la casa que una de ellas heredó de su tía recién fallecida. Pero cosas extrañas empiezan a pasar cuando el gato de la tía muere, y las habitantes del lugar se tienen que enfrentar a extrañas presencias. Aunque la premisa puede sonar extraña, pocas veces un gato había dado tanto miedo. Taboada se fue por un terror ligeramente más convencional, pero dotado de elementos clásicos, como una gran ambientación, sonidos extraños, y una casa que esconde más de un secreto. Quizá no llega al nivel de sus películas previas, pero es parte fundamental del terror mexicano.

Alucarda, la hija de las tinieblas (Dir. Juan López Moctezuma, 1978)

Alucarda escena

Después de la muerte de sus padres, una joven llega a un convento atrayendo una presencia siniestra. ¿Será a causa de su enigmática amiga Alucarda? ¿O por una fuerza satánica que parece hacerse presente? Puede que la historia de esta película no sea tan memorable como en otras integrantes de la lista, pero sus escenas vaya que marcaron a la audiencia. Lejos de caer en el morbo, Alucarda tiene momentos impactantes, donde se juega con elementos religiosos y se busca una gran reacción de la audiencia. En ese sentido, vaya que la película cumple con lo prometido.

Veneno para las hadas (Dir. Carlos Enrique Taboada, 1984)

Veneno para las hadas película
¡Ay, mamita! Estas son las mejores películas mexicanas de terror

Las historias de brujería que cuenta la cocinera de su casa despiertan la imaginación de la pequeña Verónica, quien presume de que ser una bruja ante su condiscípula Flavia. Debido a la incredulidad de su amiga, Verónica aprovecha una serie de circunstancias fortuitas para convencerla de que ha sido ella quien las ha provocado, valiéndose de sus artes mágicas. Nuevamente, Taboada mezcló la inocencia infantil con los elementos sobrenaturales, y el resultado fue una película macabra no por lo que muestra, sino por lo que hace pensar a la audiencia. Uno de esos títulos que a muchos les provocó temor por los niños.

Santa sangre (Dir. Alejandro Jodorowsky, 1989)

Santa sangre Blanca Guerra

A través de los recuerdos de un joven recluido en un hospital psiquiátrico, vemos que tuvo un trauma en su infancia: cuando él y su familia trabajaban en un circo, vio a su padre amputar los brazos de su madre, una fanática religiosa y líder de la iglesia hereje de Santa Sangre. De vuelta al presente, el joven escapa y se reúne con su madre. Juntos emprenden una oleada de muerte y venganza. Si bien, la historia es memorable por sí misma, verla ejecutada en pantalla es toda una locura. Sus simbolismos, momentos de tensión, y esa peculiar relación entre madre e hijo hacen de este un título imperdible. La actuación de Blanca Guerra es, además, simplemente espectacular.

La invención de Cronos (Dir. Guillermo del Toro, 1993)

Cronos películas mexicanas de terror

En 1535, un alquimista construye un extraordinario mecanismo encapsulado en un pequeño artefacto dorado. La invención, diseñada para brindar vida eterna a su poseedor, sobrevive a su fabricante hasta 1997, cuando es descubierta por el anticuario Jesús Gris. Fiel a su gusto por los monstruos y los miedos del ser humano, Guillermo del Toro sorprendió a muchos con esta película. Mezclando elementos fantásticos y personajes complejos, La invención de Cronos se ha convertido en un título necesario para la carrera del mexicano, y también para ahondar en la mitología de los vampiros (aunque este término nunca se menciona). Sobra decir que, en manos de su director, es un relato más propositivo de lo que aparenta.

KM 31 (Dir. Rigoberto Castañeda, 2006)

Kilometro 31 niño
¡Ay, mamita! Estas son las mejores películas mexicanas de terror

Después de un brutal accidente automovilístico por el que queda en estado de coma, Ágata se aferra a su hermana gemela Catalina para escapar del mundo de los muertos. Haciendo uso de algunas leyendas mexicanas (con sus evidentes cambios), esta película se convirtió en todo un éxito taquillero. No sólo espantó a las audiencias, sino que también demostró las posibilidades del terror comercial. Su uso de efectos visuales y una importante posproducción sobresalieron por ofrecer algo diferente; además, hacer uso de una carretera llena de leyendas en la vida real también fue un importante gancho con la audiencia.

Somos lo que hay (Dir. Jorge Michel Grau, 2010)

Daniel Giménez Cacho Somos lo que hay

Un hombre muere y deja desamparados a su mujer y a sus tres hijos, quienes deben enfrentar solos el reto de sobrevivir. Para desconcierto del espectador, los personajes deberán emprender la búsqueda de carne humana, pues se trata de un clan de caníbales. Ahora que el padre ha fallecido, ¿quién será responsable de la caza? Tomando como base una historia de caníbales, esta película sirve para presentar una historia verdaderamente inquietante, donde alimentarse de humanos es algo completamente normal. De forma ingeniosa, la cinta también nos habla de las dinámicas familiares y lo complejas que pueden ser, incluso para los caníbales.

Vuelven (Dir. Issa López, 2017)

Vuelven película Issa López

Estrella desea que su madre desaparecida vuelva y el deseo se cumple. Pero su madre está muerta y la sigue a todas partes. Mientras trata de escapar, Estrella se une a una banda de niños huérfanos. Bajo la dirección de Issa López hace un escalofriante relato de la realidad mexicana, una que puede ser más aterradora a cualquier fantasma o ente sobrenatural. Hablar de violencia, seres que nos persiguen, y grupos criminales, todo dentro de una misma historia, dio como resultado una película aclamada por el mismísimo Stephen King.

Belzebuth (Dir. Emilio Portes, 2019)

Belzebuth escena cristo
¡Ay, mamita! Estas son las mejores películas mexicanas de terror

El agente Emmanuel Ritter investiga una serie de homicidios en la frontera de México y Estados Unidos, aparentemente vinculados a la llegada de un demonio mayor. Para detener esta crueldad, Ritter primero tendrá que enfrentarse a sí mismo. Además de tener una historia con momentos perturbadores, Belzebuth acierta al mostrar un protagonista con una importante lucha interna. La secuencia inicial, e incluso la que involucra a un Cristo, se convirtieron en momentos memorables, y demostraron, una vez más, que el cine comercial y la calidad no estaban de lado. Con Joaquín Cosío como protagonista, sin duda es una película que vale la pena ver.

Mal de ojo (Dir. Isaac Ezbán, 2022)

Mal de ojo películas mexicanas de terror

La misteriosa enfermedad de su hermana pequeña hará que Nala y su familia viajen a la casa de su abuela para encontrar la cura. En este lugar, ella aprenderá sobre leyendas locales de brujas que se alimentan de la sangre de los niños para permanecer por siempre jóvenes. Mientras más conoce Nala sobre estos seres diabólicos, más se convencerá de que su abuela podría ser una bruja. Años después de sorprender con su ópera prima, Isaac Ezbán presentó este relato lleno de brujería, criaturas, y muchas leyendas. El resultado recibió críticas muy positivas no sólo por provocar un miedo genuino, sino también por su realización. La fotografía, la música, y los efectos prácticos fueron una maravilla, pero nada se compara con una soberbia Ofelia Medina como esa misteriosa abuela.

Huesera (Dir. Michelle Garza Cervera, 2023)

Huesera escena bebé en peligro

Cuenta la historia de Valeria, una mujer que lleva tiempo intentando tener un hijo. De repente, la misma noche en la que por fin se confirma su embarazo le visita una extraña presencia. A partir de ese momento, la monstruosa criatura la persigue manteniendo en peligro su embarazo, su pareja y la vida de su futuro bebé. Alejándose del terror convencional, la ópera prima de Michelle Garza Cervera demostró que la sociedad también puede influenciar el miedo. También deconstruyó el tema de la maternidad y nos permitió ver que el embarazo conlleva muchos riesgos, muchos de ellos incluso emocionales. Con una historia compleja y un final inquietante, es un digno título mexicano al que vale la pena darle un vistazo. 

Desaparecer por completo (Dir. Luis Javier Henaine, 2024)

Desaparecer por completo escena bosque
¡Ay, mamita! Estas son las mejores películas mexicanas de terror

Santiago es el mejor fotógrafo de nota roja de la Ciudad, pero su profesión lo ha vuelto insensible. Una noche, Santiago se infiltra en una misteriosa y perturbadora escena de un crimen. Al poco tiempo comienza a sufrir un misterioso padecimiento que le hará perder, uno por uno, los cinco sentidos. La ya mencionada nota roja, brujería, maldiciones y un constante temor hicieron que esta película tuviera un lugar en esta lista. Si bien, no está repleta de jumpscares, juega con un horror más terrenal y efectivo: el de perder lo que somos. Santiago estuvo, por su ambición, en un lugar y momento que no debía, y ahora debe sufrir las consecuencias de ello. Es de admirar cómo se construye una tensión creciente, y también su creativo final.

Descarga la app de Cinépolis y consulta la cartelera, horarios, estrenos, preventas y promociones que tenemos para ti.

Autor

  • Juan José Cruz

    Egresado de Ciencias de la Comunicación. Ama escribir, y el cine. En la redacción ha encontrado la forma de unir ambas pasiones. Ha colaborado para INCAE Business School y AstraZeneca México, redactando textos para público general y talento interno. También ha escrito y fungido como corrector de estilo para Laureate Internacional Universities, por medio de los blogs de UVM y UNITEC. Actualmente, también escribe para Cine PREMIERE.

CCXP México 2024: ¿Quién es Álvaro Morte, y qué secretos esconde de Inmaculada?
Nota anterior CCXP México 2024: ¿Quién es Álvaro Morte, y qué secretos esconde de Inmaculada?
CCXP México 2024: Giancarlo Esposito habla de sus próximos proyectos, y su amor por México
Nota siguiente CCXP México 2024: Giancarlo Esposito habla de sus próximos proyectos, y su amor por México
Notas relacionadas

Leave a Comment:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *