Estudiar cine o no, ¿vale la pena cursar formalmente esta carrera?

  • 0
  • 74 views

En su columna “La cámara y la idea”, J. Iván Morales explora las razones por las que podría valer la pena estudiar cine formalmente.

Sin duda, la pregunta que más recibo (por mucho), es ésta. Para darle un mejor contexto a esa oración, es importante que sepan que, además de director de Cine PREMIERE, soy profesor de cine y lenguaje audiovisual en una preparatoria. La pregunta usualmente viene asociada a un contexto implícito que, habiendo yo mismo estado en esa posición en algún momento de mi vida, entiendo muy bien: como cualquier arte, estudiar cine suena terriblemente inestable y precario. 

Primero, dejemos una cosa clara: ninguna carrera es garantía de estabilidad. Pero no finjamos que no entendemos la pregunta, sin lugar a duda, sí hay carreras con un destino menos tambaleante que las artes. Eso dicho, si estás pensando en dedicarte al arte, no sé si la estabilidad sea tu primera prioridad. Estudiar cine es una locura, hay muy pocas certezas y vas a tener que desarrollar un nivel de resiliencia que no te puedes imaginar en este momento.

Y sí, es cierto que las habilidades básicas para hacer una película las puedes aprender en talleres, cursos, tutoriales en línea y, claro, haciendo. La información técnica para realizar una película está disponible, gratis, en muchos lados. Y la información abstracta, como tu visión y estilo, la puedes desarrollar practicando mucho. 

The Fabelmans

Todo esto dicho, sí existe una razón importantísima e invaluable para estudiar cine en una institución formal. Ésta tiene que ver con aquella cosa que mencioné hace unas líneas. La incertidumbre de las artes y la locura que representa querer hacer algo tan improbable como una película se vive mejor en compañía. Nadie puede hacer una película completamente sola o solo. A diferencia de casi todas las demás artes, el cine requiere más que creatividad, un lienzo y un lápiz. Los escritores, las pintoras, los bailarines y las fotógrafas no tienen este problema: como dice Kevin Smith, el cine es el única arte en el que el artista, para poderse expresar, necesita varios millones de presupuesto.

En la escuela de cine –además de todas las habilidades técnicas– conocerás mucha otra gente infectada con la misma locura que tú. Personas dispuestas a pasar un par de años persiguiendo los recursos para filmar una sola película. Otras dispuestas a quedarse despiertas toda la noche trabajando en un corto que se te ocurrió, sin paga y sin promesas. Y, algunas, dispuestas a hacer un verdadero equipo. 

El poeta persa Rumi tiene una frase que me gusta mucho: busca a aquellos que aviven tu llama. Y ese equipo de personas dispuestas a perseguir la locura, créeme por experiencia, es el recurso más grande y más valioso que puedes tener.
***

También síguele la pista a Paloma & Nacho en los lobbies y pantallas de Cinépolis. Además, checa nuestras recomendaciones en radio y escucha nuestro podcast en Spotify y Apple Podcasts. Y no olvides seguirnos en X como @Paloma_Nacho.

Descarga la app de Cinépolis y consulta la cartelera, horarios, estrenos, preventas y promociones que tenemos para ti. 

Autor

Ésta fue la motivación de Carla Gutiérrez para hacer un documental sobre Frida Kahlo
Nota anterior Ésta fue la motivación de Carla Gutiérrez para hacer un documental sobre Frida Kahlo
Conoce a Messi, el perro ganador del Palm Dog en Anatomía de una caída
Nota siguiente Conoce a Messi, el perro ganador del Palm Dog en Anatomía de una caída
Notas relacionadas

Leave a Comment:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *