Vuelve el terror de Megalodón 2: El gran abismo - Paloma & Nacho

Vuelve el terror de Megalodón 2: El gran abismo

  • 0
  • 637 views

Una criatura prehistórica se ha vuelto un fenómeno del cine de acción en los últimos años. Checa todo lo que tienes que saber sobre la aventura marítima que vivirás con Megalodón 2: El gran abismo.

¿Por qué nos da miedo el megalodón? Bueno, o sea… sí, parece obvio, pero, ¿por qué el cine está obsesionado con los monstruos marinos? Megalodón 2: El gran abismo.

La relación entre el cine y el terror de las criaturas submarinas existe desde los inicios del séptimo arte. Tenemos como ejemplo La Bestia del mar, película muda de 1926 protagonizada por John Barrymore… sí, el abuelo de Drew Barrymore. Considerada como la primera película de terror bajo el agua, esta exitosa cinta fue la primera adaptación del clásico de la literatura universal, Moby Dick.

Siempre hemos imaginado monstruosidades marinas: Leviatán, el ahuízotl, Escila, El holandés volador, Cthulhu, el monstruo del lago Ness, o hasta el mismísimo Kraken. Y es que el océano es tan grande, tan vacío y tan oscuro, que eso nos aterra.

Cuando esta emoción llega a ser patológica, los expertos la llaman talasofobia. O sea, miedo al mar. Y, claro, la talasofobia y las amenazas bajo el agua son temas recurrentes en las películas.

Por un lado, tenemos las películas de monstruos marinos que no existen. Por ejemplo, el clásico de 1989, Leviatán, que con un toque de ciencia ficción, nos cuenta sobre un laboratorio submarino que es acechado por una misteriosa criatura mutante. Esta oscura joya tiene en los protagónicos a Peter Weller, sí, el mismísimo RoboCop; y a Ernie Hudson, nuestro querido Winston de los Cazafantasmas.

En Deep Rising, o Agua viva, de 1998, vemos como una gigantesca criatura marina que puntualmente llega a frustrar el secuestro de un enorme crucero lleno de millonarios. Ésta es una de las menos conocidas de Famke Janssen, y es tan divertida como terrorífica que se ha vuelto un clásico de culto.

Y ya más para acá, tenemos Sea Fever de 2019, que explora a profundidad el terror psicológico y el suspenso, en la situación donde los tripulantes de un barco se enfrentan a una misteriosa infección parásita.

Y Underwater, donde un laboratorio en la zona más profunda del océano, es destruido por criaturas desconocidas; aquí la actuación de Kristen Stewart es increíble.

Y del lado de los animales marinos que sí existen, tenemos Alerta en lo profundo, de 1999, que va de unos científicos que andan experimentando con tiburones y todo sale mal. Fue muy exitosa y es de las oscuras de Samuel L. Jackson. Miedo profundo, de 2016, se lo toma más en serio y nos entrega a Blake Lively atorada en una boya, completamente sola, y un tiburón hambriento se interpone entre ella y la playa.

Obviamente, los clásicos universales, Tiburón, de Steven Spielberg y Piraña 2, de James Cameron, son los reyes y casi casi fundadores de este atractivo y aterrorizante subgénero. Su impacto social fue tanto, que, lamentablemente, sembró la idea de que los tiburones y las pirañas son nuestros enemigos naturales. Pero nada de eso, amigos, sólo son malos en las películas.

Y, bueno, ¿en dónde encaja Megalodón? Es curioso porque es una mezcla de realidad con mitología. Pocos saben que la película de Megalodón está basada en un libro escrito y publicado en 1997 por el autor estadounidense Steve Alten. En los años 90, leyó un artículo en una revista sobre los nuevos hallazgos fósiles del posible ancestro del tiburón blanco: el megalodón.

Como no había internet en esos años, Alten se metió a una biblioteca a investigar todo sobre el meg, hasta que dijo, “escribiré una novela sobre esto”. Por lo tanto, aunque el megalodón no existe tal cuál… o… bueno… quién sabe… pues es una mezcla de realidad y ficción.

Entre 1997 y 2022, se han publicado ocho novelas del megalodón, y justo la segunda, de 2004, es la base de la secuela que está a punto de estrenarse: Megalodón 2: El gran abismo.

En esta ocasión, el valiente Jonas Taylor vuelve a las investigaciones oceánicas junto a su equipo, pero esta vez, además de la terrible amenaza del fósil viviente, el megalodón… que ya vimos que incluía en su dieta hasta a los T-Rex… también tendrá que sobrevivir a los mineros clandestinos que están destruyendo el medio ambiente.

En el reparto, tenemos el regreso de caras conocidas de la primera parte, como Page Kennedy como DJ, Cliff Curtis como Mac, y obviamente a nuestro héroe de acción favorito, Jason Statham como Jonas Taylor. Y se suman Wu Jing, uno de los mejores artistas marciales del cine actual; el excelente actor español Sergio Peris-Mencheta; y a Sienna Guillory, a quien muchos recordamos con cariño por ser la Jill Valentine original en las películas de Resident Evil.

Megalodón 2: el gran abismo, es un paquete imperdible de acción, emoción, suspenso, terror, y un espectáculo visual que sólo se puede disfrutar en la pantalla grande. Así que enfrenten sus temores más primitivos, y atrévanse a sumergirse en el terror de Megalodón 2: el gran abismo.

Por qué el megalodón es tan famoso en el cine

Podcast

Descarga la app de Cinépolis y consulta la cartelera, horarios, estrenos, preventas y promociones que tenemos para ti.

Autor

Recordando al maestro: 5 películas imperdibles de William Friedkin, además de El exorcista
Nota anterior Recordando al maestro: 5 películas imperdibles de William Friedkin, además de El exorcista
¡Viene con todo! Por fin hay tráiler de Control, la nueva película de Kevin Spacey
Nota siguiente ¡Viene con todo! Por fin hay tráiler de Control, la nueva película de Kevin Spacey
Notas relacionadas

Leave a Comment:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *