¿Puede una película ser feminista? - Paloma & Nacho

¿Puede una película ser feminista?

  • 0
  • 110 views

No se trata solamente de que una cinta tenga mujeres protagonistas o abordar la libertad sexual para que una película sea feminista.

Una y otra vez hemos presenciado, sobre todo en las redes sociales, la cuestión sobre si una película es o no feminista. Periódicamente la conversación regresa y provoca opiniones divididas. Desde quién asegura que, al ser el feminismo un movimiento social, no puede ser reducido o simplificado de esa forma. Existen también quienes sostienen que cuestionar la mirada hegemónica masculina y retratar la libre sexualidad en las mujeres es un ejercicio feminista por sí mismo. 

La realidad es que, el cine, es un arte y también un medio de comunicación. Su naturaleza está ligada a lecturas e interpretaciones que no podemos limitar a la objetividad. Una manifestación artística no puede ni tiene la capacidad de ser una verdad absoluta (ni tampoco queremos que lo sea). Sin embargo, sí existen diversos aspectos de la construcción del séptimo arte que hacen posible analizar una cinta bajo la luz del feminismo.

De forma muy resumida, se puede considerar que el feminismo existe en la sociedad desde finales del siglo XIX. Se relacionó primeramente a la exigencia social de que las mujeres pudieran votar. Y, posteriormente, al movimiento que llevó a la mesa el cuestionamiento de los preceptos que oprimían a las mujeres. Desde la sexualidad hasta el rol dentro de las familias y el universo laboral. En consecuencia, el feminismo es un movimiento que busca cuestionar las prácticas de opresión del sistema. El colonialismo, el racismo y el capitalismo son algunas de estas prácticas opresivas y erradicarlas son, de hecho, una búsqueda dentro de la lucha feminista.

¿A qué se le llama female gaze?

Varda por Agnes fue la última cinta de la francesa Agnes Varda

Se le conoce como ‘gaze’ a la mirada que construye la subjetividad en el cine. Ésta coloca la óptica de una cinta en las particulares maneras de comprender la realidad y el contexto de quien la crea. En ese sentido, ‘female gaze’ refiere a la creación de una obra desde la subjetividad femenina. Priorizando las experiencias, deseos, vivencias y miedos. Algo importante a resaltar es que la experiencia de las mujeres no se reduce solamente a la liberación sexual, la maternidad, la violencia de género, las relaciones sentimentales. Sí, la experiencia de habitar un cuerpo como mujer está atravesada por esos aspectos, pero es la manera particular en que cada persona los vive lo que recoge la female gaze.

Si bien la consideración de una película como feminista está relacionada con la lectura individual que cada persona le dé, existen formas de analizar desde esta perspectiva lo que se representa en pantalla a través de esta particular mirada. Lo podría marcar la diferencia entre una cinta con una mirada masculina y una femenina no reside solamente en la presencia de mujeres. Tiene que ver en cómo se relatan sus historias: ¿la mujer es objeto de deseo o es un ser que desea? ¿El cuerpo desnudo de una mujer en pantalla tiene sentido dentro de la trama o resulta solamente atractivo? ¿La maternidad se aborda desde el sacrificio o se humaniza y problematiza?

Las miradas audiovisuales en una película feminista

Daisies de Vera Chytilova es un ejemplo de las primeras películas feministas en la historia del cine

Es importante recordar que el cine no se trata sólo de una industria de entretenimiento. Es un medio masivo de comunicación. Sus imágenes contienen más que un relato narrado con el lenguaje audiovisual, es un artefacto que se construye desde un discurso, no importa si su intención no es adherirse a una ideología determinada. Siempre revelará las características y la forma de pensar de quien la realiza.

Además, su construcción a partir de un lenguaje cinematográfico, que se compone por elementos como el uso de la imagen, los diálogos, el diseño sonoro, de producción y la edición suman a la consideración de si una película es feminista. Puede ser la forma de filmar el cuerpo, la autonomía en las decisiones de los personajes, la resolución que tienen los conflictos en el relato y, por supuesto, los cuestionamientos sobre preceptos y estereotipos sociales sobre las maneras de vivir.

Algunas recomendaciones de cineastas que han creado cine con esta mirada son:

Agnès Varda (Francia) – Sin techo ni ley (1985)

Věra Chytilová (Chequia) – Las margaritas (1969)

María Novaro (México) – Lola (1989)

Chantal Akerman (Bélgica) – Jeanne Dielman, 23, quai du commerce, 1080 Bruxelles (1976)

Sara Gómez (Cuba) – De cierta manera (1977)

Ángeles Cruz (México) – Nudo mixteco (2021)

***

También síguele la pista a Paloma & Nacho en los lobbies y pantallas de Cinépolis. Además, checa nuestras recomendaciones en radio y escucha nuestro podcast en Spotify y Apple Podcasts. Y no olvides seguirnos en X como @Paloma_Nacho.

Descarga la app de Cinépolis y consulta la cartelera, horarios, estrenos, preventas y promociones que tenemos para ti.

Autor

  • Astrid García Oseguera

    Egresada de la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNAM. Se ha especializado en la escritura creativa para medios impresos y digitales desde la redacción, investigación, traducción y edición. Entre sus colaboraciones escritas se encuentran sitios como las revistas Algarabía e Icónica, la Cineteca Nacional y El ojo que piensa. Es coeditora del sitio de análisis Lumbre Cinema y programadora de la plataforma de streaming del IMCINE, FilminLatino.

Oscar 2024: ¿Por qué Messi, el perro de Anatomía de una caída, no estará en la ceremonia?
Nota anterior Oscar 2024: ¿Por qué Messi, el perro de Anatomía de una caída, no estará en la ceremonia?
Diferencias entre Mi amigo robot  y la novela gráfica que la inspiró
Nota siguiente Diferencias entre Mi amigo robot y la novela gráfica que la inspiró
Notas relacionadas

Leave a Comment:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *