Un actor malo revive el atroz caso de abuso de Marlon Brando

Un actor malo, la película que revive el atroz caso de abuso de Marlon Brando

  • 0
  • 106 views

El lamentable suceso dio pie a abrir la conversación sobre el abuso en esta película mexicana.

Hace 52 años, en 1972, Marlon Brando protagonizó El último tango en París, la película que lo tendría en el ojo del huracán debido a una revelación de la protagonista, Maria Schneider. Su historia detonó a Un actor malo, la nueva película de Jorge Cuchi que expone el abuso en la industria del entretenimiento.

La película dirigida por Bernardo Bertolucci y protagonizada por Marlon Brando y Maria Schneider, dejó una huella imborrable en la historia del cine por ser el caso de una oscura realidad detrás de las cámaras: el abuso sexual. Esa realidad es la que persiste en la película que protagonizan Fiona Palomo y Alfonso Dosal: Un actor malo, que expone el tema del consentimiento y presenta como una denuncia contra el silencio.

La violación en la escena de mantequilla

Maria Schneider, quien tenía tan sólo 19 años cuando filmó El último tango en París, tuvo la desdicha de trabajar con Marlon Brando

Maria Schneider, quien tenía tan sólo 19 años cuando filmó El último tango en París, tuvo la desdicha de trabajar con Marlon Brando y con el director Bernardo Bertolucci en dicha cinta.

La trama de la película gira en torno a un apasionado romance entre una joven parisina y un hombre 20 años mayor que ella, ambos encarnados por Schneider y Brando. A lo largo de la historia vemos cómo evoluciona su relación desde el primer encuentro, su atracción, y su deseo, hasta cómo se vuelve adictiva y tóxica.

Desde su presentación en la prensa de aquél entones, la película destacaba la exploración sensual de una joven con un hombre mayor que ella, en la que los roles de dominación son explícitos frente a la cámara. Y una escena específica quedó en la infamia por ser la evidencia de violación que sufrió Schneider.

En dicha escena el personaje de Brando utiliza mantequilla como lubricante para violar al personaje de Schneider. Pero ese momento en la escena no estaba en el guion original, y Schneider no había dado su consentimiento para filmarla de esa manera.

Schneider, con tan solo 19 años, se encontró en una situación angustiante. Marlon Brando, con 48 años, la sometió a una experiencia traumática. Las lágrimas de la actriz durante la escena eran reales, y su humillación también lo fue. En sus propias palabras:

“Me sentí un poco violada por ambos, tanto por Marlon como por Bertolucci”. 

La película levantó polémicas por su cruda representación de la violencia sexual y atrajo varios niveles de censura. Pero ningún espectador creyó ser testimonio real de una violación.

Fue hasta 2013, cuando Schneider ya había muerto, que Bertolucci reveló que todo era cierto: la idea se le había ocurrido la misma mañana, antes de filmar la escena, mientras Brando desayunaba pan con mantequilla.

Esa aterradora historia detrás de El último tango en París es uno de tantos casos de abuso sexual y violación en un set de grabación. El riesgo es que pueden quedar sepultados en el silencio. De eso se trata Un actor malo, la película de Jorge Cuchi protagonizada por Fiona Palomo y Alfonso Dosal que pone sobre la mesa el tema.

Un actor malo, la voz contra el abuso

Esa aterradora historia detrás de El último tango en París es uno de diversos casos de abuso sexual y violación en un set de grabación, que pueden quedar sepultados en el silencio.

La trama de Un actor malo se detona de ese incidente en la filmación de El último tango en París, así lo ha declarado Jorge Cuchi, quien también escribió el guión. El cineasta escribió éste, su segundo largometraje, a partir del testimonio de Schneider, cuando rompió el silencio.

El trauma afectó la salud mental de la actriz. Se refugió en las drogas e intentó suicidarse en varias ocasiones. Después de esa película, jamás volvió a ver al cineasta ni a desnudarse en público. Desarrolló una fobia extrema a la mantequilla y la industria acalló su caso. Schneider murió con 58 años a causa de un cáncer de pulmón, sin tener justicia por ese caso.

En 2003, Schneider decidió hablar sobre lo que había ocurrido en ese set, aquella mañana cuando filmaron esa escena de la mantequilla. Lo que ocurrió ahí fue una violación. Y pese a lo abominable que eso resulta ser, le valió la nominación al Oscar a Mejor director a Bernardo Bertulocci. Más tarde, él mismo admitió que formó parte del plan de esa humillación contra María Schneider en la película.

Un actor malo abre la conversación sobre el abuso y los casos de agresión que viven las mujeres en la industria del entretenimiento.

Fiona Palomo interpreta a Sandra Navarro, una actriz que trabaja en una película junto a Daniel Zavala (interpretado por Alfonso Dosal). Ella lo acusa de violarla en durante una escena que hacen en la cama. Dicha acusación —a diferencia de lo que ocurrió con María Schneider— paraliza la grabación de la película ya que los productores pretenden conciliar el suceso.

Un actor malo es una denuncia contra el abuso y el sistema que encubre la violencia contra las mujeres en la industria. Y es un gesto de justicia para Maria Schneider, y miles de casos que quedan impunes, sepultados en el silencio.

..

Descarga la app de Cinépolis y consulta la cartelera, horarios, estrenos, preventas y promociones que tenemos para ti.

Autor

  • Alejandro Rangel Chavez

    Content Manager * Social media - Community Manager * Publicidad digital * UNAM. | Marcas con las que he trabajado: Algarabía, EL UNIVERSAL, INBAL. Lector talachero * Music and bikes

Tráiler y todo lo que debes saber de La primera profecía
Nota anterior Tráiler y todo lo que debes saber de La primera profecía
Así se manifestó el terror de La primera profecía en un ex convento de México
Nota siguiente Así se manifestó el terror de La primera profecía en un ex convento de México
Notas relacionadas

Leave a Comment:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *