Dos o tres cosas que sé de cine: Jugaremos en el bosque | Paloma & Nacho

Dos o tres cosas que sé de cine: Jugaremos en el bosque

  • 0
  • 104 views

Jonatan Gómez analiza en su columna “Dos o tres cosas que sé de cine” la producción de Jugaremos en el bosque, cinta de terror mexicana.

Hace unas semanas se estrenó la película de terror mexicana Jugaremos en el bosque. Antes de abordar el tema central, me gustaría destacar al equipo creativo detrás de este proyecto. En particular, a sus directores, ya que, a pesar de ser profesionales altamente experimentados, es la primera vez que se sientan en la silla de la dirección. 

Alejandra Cárdenas. Es una productora mexicana con mucho camino recorrido en la industria nacional. Entre sus proyectos se encuentran: Me casé con un idiota (Batán Silva, 2022), La nave (Batán Silva, 2022), La purga: infinita (Everardo Gout, 2021), Cásese quien pueda (Marco Polo Constandse, 2014) entre muchos otros. 

Guillermo Granillo. Director de fotografía mexicano con una amplia y reconocida trayectoria. Ha colaborado con grandes directores mexicanos, como Arturo Ripstein en Profundo carmesí (1996) y El coronel no tiene quien le escriba (1999); Dana Rotberg en Otilia, la mujer del pueblo (2001); Carlos Carrera en El crimen del padre Amaro (2002), y un muy amplio listado más de proyectos. 

Jugaremos en el bosque

Bien pues, han optado por el terror como el género de su ópera prima; sin duda una apuesta valiente y arriesgada. Aunque podrían subrayarse algunos clichés en Jugaremos en el bosque, estos siempre serán útiles y funcionales (por algo se han convertido en clichés), es mucho más importante poner la vista en otros puntos. Por ejemplo, las referencias al cine de terror clásico que hay durante la película. 

***

Sería imposible poder abordar todas y cada una de ellas en este espacio, pero hubo una en particular que se apoderó por completo de mi atención (y que reconocería siempre, en todo momento y bajo cualquier contexto y circunstancia): El Exorcista

Aquella escena en que el padre Merrin baja del taxi y una niebla espesa oscurece la calle y sólo hay un faro alumbrando, como proponiendo una metáfora de esperanza entre las tinieblas por la venida de este sacerdote. 

Pues Cárdenas y Granillo han conseguido crear una referencia a ese icónico momento del cine clásico de terror, sólo que esta vez es Mariana quien lucha con todas sus fuerzas por escapar de las tinieblas y las representaciones del mal (las gemelas), contrario al enfrentamiento franco y directo al que se encamina el padre Merrin en la cinta de Friedkin. 

Jugaremos en el bosque

El cine entonces se alimenta de sí mismo. Al ser un arte colectivo y colaborativo en todos sus niveles, como lo demuestra el propio Jugaremos en el bosque, una co dirección, brinda la oportunidad de tomar diálogos, personajes, momentos, secuencias, incluso cuadros específicos de otras películas y homenajear, resaltar, referenciar, citar, traer nuevamente a la vida en un nuevo y diferente proyecto.

***

Descarga la app de Cinépolis y consulta la cartelera, horarios, estrenos, preventas y promociones que tenemos para ti.

Autor

¡De vuelta al horror! Revelan primer vistazo a nueva película de Silent Hill
Nota anterior ¡De vuelta al horror! Revelan primer vistazo a nueva película de Silent Hill
¡Por fin! Así luce la colaboración entre Timothée Chalamet y Martin Scorsese
Nota siguiente ¡Por fin! Así luce la colaboración entre Timothée Chalamet y Martin Scorsese
Notas relacionadas

Leave a Comment:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *