Sam Raimi: vida y películas del maestro del horror

Sam Raimi: vida y películas del maestro del horror cómico

  • 0
  • 103 views

Repasamos la trayectoria de Sam Raimi desde Evil Dead hasta Contra Todos.

Posesiones satánicas. Baños de sangre. Comedia de pastelazo. Superhéroes. Son algunos de los elementos que conjuga el cine de Sam Raimi. Este año, el director de Evil Dead (1981) y Spider-Man (2002) produce Contra todos (Boy Kills World), un “retorcido cuento de hadas” que lleva impregnado su estilo. Sirva de pretexto para repasar la vida y las películas del maestro de la comedia de horror. 

¿Quién demonios es Sam Raimi?

Sam Raimi nació en una familia judía conservadora un 23 de octubre de 1959 en Michigan, estado en el que vivió hasta los 21 años, cuando se mudó a Los Ángeles tras el éxito de Evil Dead (titulada en México El Despertar del Diablo). Es hermano de Ted, Ivan y Andrea Raimi. Tanto Ted, actor, como Ivan, guionista, son sus colaboradores recurrentes. Tuvo otro hermano mayor, Sander, quien falleció a los 15 años y lo introdujo a los cómics de Spider-Man. A través de la lectura de estas historietas, un joven Sam Raimi aprendió a contar historias mediante imágenes. 

Estudió en la Groves High School. En una clase de arte dramático, conoció a Bruce Campbell. Fue amor a primera vista: comenzó una dupla creativa que abarca toda la filmografía de Raimi. Más tarde, en la Michigan State University conoció a su futuro productor, Robert Tapert. A los 19 años los tres (Sam, Bruce y Robert) abandonan los estudios, se ponen traje y comienzan a trabajar de lo que puedan para financiar su sueño de hacer cine. 

Sam Raimi en Miller's Crossing
Sam Raimi en Miller’s Crossing de los Hermanos Coen

El plan funciona. Logran producir 30 minutos de metraje a los que titulan Within the woods (1978). Lo muestran a distintos inversionistas (en su mayoría doctores y dentistas) como promesa de lo que se volvería Evil Dead. Con 375 mil dólares en el bolsillo se van a una cabaña en el bosque y filman un clásico del cine de terror. 

Primera etapa: la forja de un estilo

Un grupo de amigos son asediados en una cabaña por un demonio. Éste irá matándolos uno a uno de las formas más irreverentes posibles. Esta es la premisa de Evil Dead, la película con la que Sam Raimi estableció un estilo que fue perfeccionando durante los siguientes años. Entre otras cosas, desarrolló la llamada shaky cam (cámara inestable), un mecanismo mediante el cual podía hacer recorridos vertiginosos que a menudo nos sitúan en el punto de vista del monstruo. Sin embargo, toda la película está plagada de trucos y técnicas que llevan el horror al extremo. 

Películas de Sam Raimi - Evil Dead
Fotograma de Evil Dead (1981)

Evil Dead fue un éxito entre los fanáticos del horror, fue adulada por Stephen King y recuperó cuatro veces su versión, lo que le permitió a Raimi abrirse paso hacia Hollywood. Durante la edición de la cinta, conoció a Joel Coen, con quien se mudó a Los Ángeles acompañado del hermano de éste, Ethan, y de su esposa, Frances McDormand. De su colaboración con los Coen surge Crimewave (1985), cinta de estudio dirigida por Raimi pero que tras la incidencia de los ejecutivos decepcionó a todos los involucrados. 

Tras la amarga experiencia, Sam decide abrazar de nuevo el cine independiente, el horror y la comedia con Evil Dead II (1987). Aquí, Ash (Bruce Campbell) vuelve a enfrentarse con el demonio en una cabaña, pero llevando aún más lejos el festín de sangre y la comedia física heredada de Los Tres Chiflados. El resultado es una deliciosa montaña rusa de sustos y risas por igual. 

Películas de Sam Raimi - Evil Dead
Fotograma de Evil Dead (1981)

La herencia de los cómics

Ya como director de género respetado, Raimi ruega para que lo dejen adaptar alguno de sus cómics favoritos. Tras la negativa de los estudios, pero también tras el éxito de Batman (1989) de Tim Burton, decide crear su propio universo de cómic con Darkman (1990). Protagonizada por un joven Liam Neeson, esta cinta es un ensayo de las herramientas que emplearía una década más tarde en Spider-Man. Además, en cada secuencia se nota su devoción y respeto por la narrativa gráfica popular. Sin llegar a ser un gran éxito, la cinta funcionó en taquilla y ganó más popularidad al llegar al video. 

Fotograma de Darkman (1990)
Fotograma de Darkman (1990)

Dos años más tarde, con el respaldo del productor Dino de Laurentis, dirige la tercera parte de la saga Evil Dead, titulada Army of Darkness (1992). Ahora, Ash es transportado a la época medieval y se enfrenta contra un ejército de muertos. El tono es descaradamente más fantástico y cómico que sus antecesoras, pero anota varios momentos icónicos (“Groovy”). La escena de Ash peleando contra versiones miniaturas de sí mismo es una clase magistral de comedia slapstick.

Para concluir esta etapa fuertemente inspirada en la narrativa gráfica, Raimi lanza en 1995 The Quick and the Dead (titulada en México Rápida y Mortal). Se trata de un western con un elenco de superestrellas (Sharon Stone, Gene Hackman y unos jóvenes Leonardo DiCaprio y Russell Crowe) en el cual el estilo exagerado y plagado de trucos de cámara y de montaje de Raimi vuelve a imponerse. La propuesta no convenció del todo a las audiencias pero, de nuevo, fue ganando adeptos con el tiempo.

El discreto encanto de los dramas de Sam Raimi

Antes de anotar el home run de su carrera con Spider-Man, Sam Raimi decidió cerrar el siglo con tres dramas. Si bien estos lo alejaron de su característico estilo, también lo consolidaron como un competente director capaz de poner la cámara al servicio de historias más convencionales. A simple plan (El Plan, 1998), por ejemplo, narra cómo la relación entre dos hermanos se fractura luego de que descubren un botín. Con una fuerte inspiración en Fargo de los Coen, la cinta consiguió nominaciones al Oscar como mejor guion adaptado (para Scott B. Smith adaptando su propia novela) y mejor actor de reparto (Billy Bob Thornton).

Películas de Sam Raimi - A Simple Plan
Fotograma de A Simple Plan (1998)

Para 1999 lanza For love of the game, en la que Kevin Costner interpreta a un beisbolista retirado que rememora su vida durante un último partido. Se trata de una película “cumplidora” con actuaciones secundarias destacadas por parte de John C. Reily y J.K. Simmons. Pero en general representó para Raimi un bajón tras los elogios de A simple Plan.

Finalmente, en el 2000 dirige el guion que Billy Bob Thornton escribió basado en las experiencias paranormales de su madre, The Gift. De nuevo, Raimi logra conducir a un grupo de superestrellas (Cate Blanchett, Keanu Reeves, Katie Holmes, Greg Kinnear, Hillary Swank) aunque la cinta no es tan memorable. 

Durante esta etapa, Sam Raimi también tomó el rol de productor. Además de producir secuelas para video de Darkman, también le echó la mano a Robert Tapert para el desarrollo de las series televisivas Hercules y su popular spin-off Xena: La Princesa Guerrera. Con todo este bagaje, Sam estaba más que listo para dar el gran paso de adaptar a su venerado Peter Parker.

Un gran poder conlleva…

La primera página de Amazing Fantasy #15 contiene la ilustración de un quinceañero, tímido y triste Peter Parker, con la poderosa sombra de Spider-Man proyectándose detrás de él. Esta obra de arte que Steve Ditko dibujó en 1962 capta la esencia del personaje, lo cual Sam Raimi entendió y valoró desde pequeño. 

Ya como director al máximo de sus capacidades, Raimi pide una cita para que lo contemplaran como candidato a dirigir la adaptación del arácnido. Era la última opción. En la junta con los ejecutivos les habló sobre su amor por el personaje y los convenció de lo evidente: no había nadie mejor preparado que él. 

Lo que sigue es parte de la historia del cine, del mundo del cómic y de la cultura popular. Spider-Man (2002) es un clásico que establecería los parámetros de todas las películas de superhéroes por venir. Dotó de realismo y profundidad las viñetas imaginadas por Stan Lee, Ditko y diversos artistas y escritores. Se anotó un gran villano para la posteridad. Además catapultó las carreras de buena parte de los involucrados. 

Dos años más tarde, Spider-Man 2, superó a la cinta anterior al acentuar aún más el conflicto entre la miserable vida de Peter Parker y el estatus de salvador de su alter ego enmascarado. Encima, la presencia del Dr. Octavius (Alfred Molina) le permitió imprimir a Raimi su sello de horror. Spider-Man 3 (2007), por su parte, si bien es fallida debido a la incidencia del productor Avi Arad y de un guion pobremente desarrollado, logra momentos memorables.

Fotograma de Spider-Man 2 de Sam Raimi
Fotograma de Spider-Man 2 (2004)

Raimi, super director y productor de Hollywood

Tras no poder desarrollar Spider-Man 4, Raimi volvió al cine de horror con Drag me to hell (Arrástrame al infierno, 2009) en donde abrazó de lleno las posesiones satánicas. Volvió al cine de grandes presupuestos con Oz the Great & Powerful (2013) película con efectos de primer nivel pero que se pierden en una historia derivada de la Alicia de Tim Burton.

Casi 10 años más tarde, Sam Raimi volvió al cine de superhéroes con Dr. Strange y el Multiverso de la locura (2022), la cual lleva el impregnado su estilo. Aunque, una vez más, depende demasiado del Universo Marvel de Kevin Feige. Además, no terminó de agradar a la crítica ni a los fanáticos, en gran parte debido a las expectativas generadas por el propio Raimi. Sin embargo, si bien no es ningún clásico, se trata de una película divertida y una entrega destacada del MCU.

En medio, Sam Raimi ha impulsado a directores jóvenes fuertemente influenciados por su cine. Como uruguayo Fede Álvarez, de quien produjo el remake de Evil Dead (2013) y Don’t Breathe (2016). También produjo y dirigió los primeros episodios de Evil Dead Rise, donde el Ash de Bruce Campbell vuelve a las andadas. Intentó realizar las adaptaciones cinematográficas de los videojuegos Warcraft y The Last Of Us pero al final cayeron en otras manos. Sería interesante ver cómo Raimi, maestro en adaptar el lenguaje de las viñetas al cinematográfico, abordaría los videojuegos. 

¿Qué le depara el futuro a un Sam Raimi de 64 años? Como productor, mantiene sus tentáculos en el Universo Marvel y en el cine emergente de terror; como director, es conocido por su profesionalismo y pasión en cada proyecto. No siempre los resultados cuajan del todo pero a nadie le queda duda que puede levantar un proyecto de millones de dólares y entregar buenos resultados en taquilla. Todo ello mientras sigue desarrollando y perfeccionando su estilo. En esta encrucijada, Raimi bien podría continuar como una gran fuerza creativa en el entretenimiento moderno; o bien, retomar sus proyectos más personales y seguir empujando el lenguaje cinematográfico. En cualquiera de los casos, somos afortunados de tenerlo. 

Descarga la app de Cinépolis y consulta la cartelera, horarios, estrenos, preventas y promociones que tenemos para ti.

Autor

  • Jorge Luis Martinez

    A los 8 años vi Luces de la ciudad y mi vida quedó marcada por la materia audiovisual. Hoy, edito, dibujo y hago memes en El Deforma. Cuando regreso a la vida, prefiero pintar y cocinar ramen.

Tráiler y todo lo que tienes que saber del live-action de Mufasa
Nota anterior Tráiler y todo lo que tienes que saber del live-action de Mufasa
Éste es el actor que podría dar vida a Chalino Sánchez en la biopic
Nota siguiente Éste es el actor que podría dar vida a Chalino Sánchez en la biopic
Notas relacionadas

Leave a Comment:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *