Mejores películas de Bill Murray

  • 0
  • 253 views

7. Rushmore (Dir. Wes Anderson, 1998)

Personaje: Herman Blume

La película que revivió la carrera de Bill Murray o mejor dicho, la que abrió las puertas para que se convirtiera en un actor de culto: después de Rushmore, no sólo se convirtió en personaje fetiche de Wes Anderson, también para Sofia Coppola y Jim Jarmusch. Cobrando un sueldo ínfimo, interpretó a un hombre de negocios que se convierte en archirrival de un chico de preparatoria por el amor de una mujer.

6. Zombieland (Dir. Ruben Fleischer, 2009)

Personaje: Bill Murray

Si hubiera un apocalipsis zombie, sólo un hombre debería sobrevivir y ser embajador de la Tierra: Bil Murray. Y esta teoría la confirmamos con esta comedia de Fleischer, en la cual un grupo de sobrevivientes llegan a una mansión hollywoodense donde se encuentran con un Murray disfrazado de zombie, para evitar ser devorado. Lo mejor del filme no es Murray per se, sino el retrato perfecto del fanatismo que ha despertado para una generación. Woody Harrelson, Emma Stone y Jesse Eisenberg le explican a Abigail Breslin quién es y por qué es tan importante en la cultura pop al actuar sus escenas favoritas. El mejor homenaje en vida.

5. Caddyshack (Dir. Harold Ramis, 1980)

Personaje: Carl Speckler

La mejor actuación cómica de su carrera. Murray demostró su capacidad para improvisar -que había denunciado desde su paso por Saturday Night Live– y sobre todo para robarse cualquier escena con otros actores como complemento. En este filme interpreta al cuidador de un campo de golf en un heredero digno de los Hermanos Marx, sobre todo en ese momento en el cual trata de atrapar a un roedor gigante. Una de las grandes escenas de su carrera es una charla que entabla con Chevy Chase y relata un juego contra el Dalai Lama. Una joya.

4. The Life Aquatic with Steve Zissou (Dir. Wes Anderson, 2004)

Personaje: Steve Zissou

La mejor cinta de la dupla Wes Anderson-Bill Murray, quien le da vida al capitán de un barco con tendencias etílicas, nihilistas y apático. Sin embargo, toda su vida cambia cuando aparece un hijo que no conocía en su tripulación. Con un diseño de producción impecable y un soundtrack de covers de David Bowie, Anderson crea un microuniverso regido por el talento de Murray que, con unas cuantas miradas y una voz monótona, se vuelve el capitán no sólo de un barco que busca a un tiburón gigante, también de la película que toca temas como la paternidad y la búsqueda de un legado para la historia. Además, posee el mejor guardarropa en la carrera de Bill Murray.

3. Ghostbusters (Dir. Ivan Reitman, 1984)

Personaje: Peter Venkman

Es imposible imaginar que uno de los personajes más famosos de los 80, Peter Venkman, no tuviera el rostro de Bill Murray, pero originalmente el director Ivan Reitman había creado este papel para John Belushi, comediante que falleció antes de iniciar la filmación de Cazafantasmas. Murray no sólo se transformó en la mejor decisión de casting de la película, también convirtió al líder de los Ghostbusters en un ícono con su sarcasmo, el sentido de tener bajo todo el control en los momentos más álgidos y sobre todo, porque logró que los nerds/científicos fueran cool. Todos quisimos ser Peter Venkman de niños.

2. Groundhog Day (Dir. Harodl Ramis, 1993)

Personaje: Phill Connors

Lo mejor de dos mundos en una sola película: el Bill Murray con el timing perfecto para latigar un comentario corrosivo y rodar los ojos, y aquel actor cuya mirada retrata hastío e incertidumbre. La historia de un hombre misántropo que vive el mismo día una y otra y otra vez, demostró que Murray había alcanzado un grado de madurez actoral y temático. Phill Connors, arropado por una rutina eterna, aprende francés, tocar el piano y a realizar esculturas de hielo. Una película con temas filosóficos que vaticinaban el futuro temático de Murray: melancolía en su rostro

1. Lost in Translation (Dir. Sofia Coppola, 2003)

Personaje: Bob Harris

La mejor actuación de Bill Murray y la obra cumbre en la filmografía de Sofia Coppola. Murray da vida a Bob Harris, un actor decaído que viaja a Tokio para realizar un comercial de whiskey. Durante su estancia conoce a una chica en un matrimonio infeliz. Ambos, varados y perdidos, deambulan entre las luces japonesas, karaokes y el insomnio. Crean su propio mundo íntimo y honesto. Murray, con ojos taciturnos guía la película por los instantes más memorables y amargos, recalcando su talento como un genio del dramedy del siglo XXI. Más allá de la última escena, Perdido en Tokio es trascendente al ser un estudio sobre la forma en que nos relacionamos durante nuestra soledad. Cada vez que tomamos un whiskey japonés, Bill Murray y su Suntory siempre vendrán a nuestra mente.

Autor

Desgarrador trailer de Supernova con Colin Firth y Stanley Tucci
Prev Post Desgarrador trailer de Supernova con Colin Firth y Stanley Tucci
Trailer de Los Croods 2: Una nueva era
Next Post Trailer de Los Croods 2: Una nueva era
Related Posts