Loco y estúpido amor: 5 curiosidades de la película romántica

Loco y estúpido amor: 5 curiosidades de la película romántica

  • 0
  • 1,246 views

Este fue el primer proyecto de la dupla Gosling-Stone.

El amor está más vivo que nunca y con la llegada del ciclo Amor y Palomitas a Cinépolis, nosotros ya estamos alistando los pañuelos y helado para disfrutar de los romances más icónicos en pantalla. Ahora, a 13 años de su estreno original, al fin tenemos la oportunidad de volver a ver (o experimentar por primera vez) la clásica cinta de John Requa y Glenn Ficarra; Loco y estúpido amor. Para que te emociones tanto como nosotros por este estreno, te compartimos 5 curiosidades del legado que dejó esta cinta.

¿De qué trata Loco y estúpido amor?

Escena película romántica.

La cinta sigue la historia de Cal Weaver (Steve Carrell), un hombre de la mediana edad que está viviendo el sueño americano; la esposa, la casa, los hijos y el trabajo exitoso son los motores que definen su vida. Sin embargo, todo se derrumba para Cal cuando se entera que su esposa, Emily (Julianne Moore), le ha sido infiel desde hace un tiempo.

Ahora, con el corazón roto y un divorcio entre manos, el hombre de 40 años volverá a las andadas y aprenderá nuevamente cómo funciona el mundo de las citas. En eso le ayudará Jacob Palmer (Ryan Gosling), un galán de primera calidad que se las sabe “de todas todas” en eso del amor contemporáneo.

Incubadora de Oscar

Incubadora de oscar, Loco y estupido amor.

En su momento, Loco y estúpido amor, que es protagonizada por Emma Stone, Ryan Gosling, Steve Carrell y Julianne Moore, pareció ser una incubadora de talentos hollywoodenses que, en el género menos esperado de su carrera, lo dieron todo y comenzaron a brillar. Con un elenco de primera y una dupla que próximamente conquistaría a todo Hollywood, la película romántica fue un parteaguas para que actores como Stone, Gosling o Moore se dieran a conocer aún más y obtuvieran mejores papeles. Dentro de su elenco se cuenta con 3 ganadoras al Oscar y 2 nominados.

Un título memorable

Loco y estúpido amor, titulo.

Tan único como su misma historia, el título de Loco y estúpido amor fue una de esas duras decisiones por tomar dentro de la cinta. Con un concepto tan único como el de este proyecto, la producción de la cinta no tenía ni idea de cómo llamar al filme.

El dilema fue tanto que, aunque en su momento existió la propuesta de llamarla “Una comedia de la crisis marital sin título”, los productores no se sentían nada seguros de como bautizar a su bebé, así que, en su momento, le ofrecieron un iPad de regalo al actor al que se le ocurriera el mejor nombre. Aunque se desconoce cómo se llegó al título final, en una entrevista, Carrell declaró que aún no se sentía cómodo con el nombre porque no imaginaba cómo iría la gente a pedir boletos de Loco y estúpido amor.

El salto de Gosling

Ryan Gosling en Loco y estúpido amor.

Esta película es uno de esos romances de comedia tan genuinos que, probablemente, todos los que la han visto la recuerdan como una de sus películas favoritas. Sin embargo, algo que en su momento generó mucha polémica fue justamente eso; el qué tan cursi era y cómo es que talentos como Gosling se habrían metido a un proyecto así. Con un repertorio tan dramático como Half Nelson o Blue Valentine, este sin duda fue un parteaguas para la carrera del actor. El hecho marcó tanto a Gosling que, como lo ha hecho en toso sus papeles, realmente se puso en forma, estudió y aprendió (con varios libros) para ser un caza nova para la cinta.

¿“Dirty” o “fobia” dancing?

Baile, Loco y estúpido amor.

En una entrevista al aire, Emma Stone confesó que, aunque disfrutó mucho de grabar la cinta, sin duda hubo momentos incómodos y horribles dentro del set de filmación. Uno de ellos fue la escena de Jacob y Hannah en la que se ponen a bailar Dirty Dancing.

De acuerdo con la actriz, durante la escena se percató de algo de ella misma que nunca había pensado, que tiene vértigo a las alturas. Su miedo fue tan drástico y momentáneo que la actriz tuvo un colapso y fue sustituida por un doble para grabar ese fragmento de Loco y estúpido amor.

“Sabía que íbamos a hacer el salto de ‘Dirty Dancing’. Sin embargo, no sabía que tenía una fobia interiorizada a ser levantada sobre la cabeza de alguien a una altura de unos dos metros aproximadamente. … Fue mucho. Y luego fue un colapso. Quiero decir, tuve un colapso real… Me tuve que tumbar”, comentó.

El nacimiento de una dupla

Emma Stone y Ryan Gosling

Sin duda, aunque para muchos pasó desapercibido, Loco y estúpido amor fue uno de los momentos clave dentro de la trayectoria fílmica de Ryan Gosling y Emma Stone. Esta fue la primera vez que trabajaron juntos en una producción y, además de que ambos afirmaron disfrutar al 100% de su compañía, también fue un ejemplo visual del talento que tienen juntos dentro de la pantalla. Esta química fue tan grande que, algunos dicen, fue el faro de luz que iluminó a Damien Chazelle para conseguir a sus figuras protagónicas en La La Land, cinta que le dio el Oscar a Stone y dejó a Gosling interpretar su faceta musical.

Descarga la app de Cinépolis y consulta la cartelera, horarios, estrenos, preventas y promociones que tenemos para ti.

Autor

  • Iván Bruno Monroy

    Licenciado en comunicación, provinciano y amante del cine (comercial y no comercial). Me he desenvuelto en el ámbito periodístico a través de la redacción de notas y el fotoperiodismo durante poco más de año y medio. Actualmente, me interesa aprender y comunicar sobre los temas más relevantes de cultura y, especialmente, el séptimo arte.

    View all posts
¿Un chico triste? Christopher Nolan sorprende con sus películas favoritas recientes
Nota anterior ¿Un chico triste? Christopher Nolan sorprende con sus películas favoritas recientes
Ranking: Anfitriones en la historia de los Oscar (del mejor al peor)
Nota siguiente Ranking: Anfitriones en la historia de los Oscar (del mejor al peor)
Notas relacionadas

Leave a Comment:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *