Películas que están realmente malditas - Paloma & Nacho

Películas que están realmente malditas

  • 0
  • 696 views

¿Existen las películas malditas? Nadie lo sabe con certeza, pero la posibilidad ha generado nerviosismo y fascinación entre las audiencias.

El historiador cinematográfico Jesús Palacios considera que el encanto de las películas malditas radica en que “son vehículos que conectan a la ficción cinematográfica fuera de las pantallas”.

Buena parte de estas cintas suelen estar relacionadas con tramas demoniacas o paranormales. Pero no son las únicas, pues existen filmes completamente diferentes cuyas filmaciones se han visto aquejadas por extraños sucesos.

¿Empiezas a ponerte nervioso? Conoce algunos de los casos más extraños en nuestra selección.

Superman

películas malditas

No sólo es el personaje más poderoso en la historia del cómic, sino también uno de los más temidos en todo Hollywood. Las leyendas urbanas dicen que el kryptoniano carga con una dura maldición que, en mayor o menor medida, ha aquejado a todos los que le han encarnado. El caso más famoso es el de Christopher Reeve, quien perdiera la movilidad total de su cuerpo tras sufrir un accidente ecuestre.

George Reeves, quien encarnara al héroe en la serie The Adventures of Superman, murió asesinado bajo misteriosas circunstancias; Lee Quigley, el niño que interpretara al pequeño alienígena en la adaptación de Richard Donner, murió a los 14 años por inhalación de solventes.

Finalmente se dice que actores como Dean Cain, Brandon Routh y Tom Welling vieron sus carreras terminadas tras caer en el estereotipo. De hecho, los rumores dicen que este último se negó a portar el tradicional traje en el último capítulo de Smallville en un esfuerzo por escapar a la maldición, ¿será? Nuestra preocupación actual recae sobre Henry Cavill, cuyo destino podría determinar si la llamada maldición de Superman existe.

The Man Who Killed Don Quixote

La película comandada por Terry Gilliam ha sido motivo de asombro durante casi 20 años. La reinvención de El ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha debía filmarse en el 2000, pero el rodaje sufrió toda clase de problemas. Primero, los registros auditivos se vieron afectados por una base militar que no aparecía en los mapas; una inundación afectó los equipos y modificó las locaciones; el protagonista Jean Rochefort tuvo que ser operado de emergencia por una doble hernia.

El proyecto fue pospuesto hasta el 2008, pero la ocupada agenda de Johnny Depp marcó un nuevo retraso. Su director se inclinó por un recast y cuando todo estaba listo, perdió el apoyo de sus inversores. Hace apenas unos meses que el creativo lo intentó por tercera vez y aunque la filmación terminó sin problemas, la producción enfrentó una dura batalla legal que buscaba evitar su estreno. Esto provocó un ligero derrame de su realizador. La buena noticia es que el creativo ya está bien de salud y el estreno ha sido confirmado para el 19 de mayo de 2018 en Cannes.

El Bebé de Rosemary

La tragedia de la adaptación de la obra de Ira Levin le convirtió en un tabú en Hollywood. La historia es bien conocida por todos. Sólo un año después del estreno, la esposa del director Roman Polanski fue brutalmente asesinada por el clan Manson. El suceso es perturbador por sí solo. Sin embargo, se torna más escalofriante por las extrañas similitudes entre realidad y ficción. En ambas versiones tenemos una mujer embarazada y víctima de una conspiración oscurantista. A esto sumemos la dirección de Roman Polanski, cuya afición con el cine demoniaco le ha valido toda clase de sospechas.

Los rumores señalan que el cineasta recurrió a Anton Szandor LaVey, fundador de la Iglesia de Satán, como su asesor en el proyecto y que incluso fue él quien encarnó al demonio que abusa del personaje titular. Finalmente, destaca que los exteriores fueron rodados en el Hotel Dakota, aparente sitio de reuniones paganas y que unos años después se convirtiera en el escenario de la muerte de John Lennon.

La profecía

La cinta dirigida por Richard Donner tiene una impactante historia. El primer aviso llegó cuando los vuelos de Gregory Peck, el escritor David Seltzer y el productor Mace Neufeld fueron golpeados por un rayo, algo estadísticamente difícil. Más extraño aún fue que la producción rentara una avioneta para la realización de tomas aéreas y aunque la reservación fue cambiada en el último minuto, la aeronave sufrió un accidente que terminó con las vidas de todos los pasajeros que ocuparon el lugar del crew.

El hotel en el que se quedaba Donner fue bombardeado por el Ejército Republicano Irlandés (IRA). Esto también sucedió en un restaurante en el que Peck cenó sólo unos días antes. El stunt del actor resultó herido mientas se filmaba el ataque de los rottweilers. También, un guardia del zoológico donde se rodó la secuencia con los mandriles fue asesinado por un león.

Muchos insisten en que fueron coincidencias. Pero hasta los más incrédulos se intimidan con la historia del director de efectos John Richardson y su asistente Liz Moore. El equipo sufrió un terrible accidente de auto mientras viajaba por Holanda. Aunque Richardson sobrevivió, su co-piloto murió decapitada, emulando así el infame final del filme. Todo esto sucedió un viernes 13, en el kilómetro 66.6 de la ciudad holandesa de Ommen. Puedes conocer más sobre esta maldición en nuestro artículo dedicado al tema.

Poltergeist

películas malditas

Para muchos, la película maldita por excelencia. Se dice que la primera víctima fue Dominique Dunne. Ella es mejor conocida por su interpretación de Dana y quien fuera estrangulada por su novio a los pocos meses de su apertura. La maldición continuó con la secuela, o al menos así lo consideraba Will Sampson, actor de origen amerindio y quien recurrió a los rituales de la tribu creek para realizar un exorcismo en el set que tranquilizara a los espíritus.

Esto no evitó que el actor Julian Back falleciera poco antes del estreno a consecuencia de cáncer de estómago. O que el propio Sampson muriera al año siguiente tras sufrir complicaciones por un trasplante de pulmón. Sin embargo, ninguno de estos casos se compara con el de Heather O’Rourke. Ella pasó a la historia por su estupendo trabajo como la pequeña Carol Anne, pero también por su trágica muerte con apenas 12 años de edad.

En 1987, la chica fue diagnosticada con la enfermedad de Crohn. Este es un mal congénito que terminó con su vida sólo un año después. El suceso coincidió con el estreno de la tercera entrega de la saga. ¿Cómo explicar todos estos sucesos? Se dice que la maldición empezó porque la producción empleó cráneos reales en algunas secuencias.

Descarga la app de Cinépolis y consulta la cartelera, horarios, estrenos, preventas y promociones que tenemos para ti.

 

Autor

  • Luis Miguel Cruz Lopez

    Periodista y crítico de cine y series. Además de Cinépolis, he trabajado en varios medios mexicanos líderes en contenidos audiovisuales. Cofundador de Radix, primer y único medio especializado en animación iberoamericana.

¡Miau! Estos son los mejores gatos del cine
Nota anterior ¡Miau! Estos son los mejores gatos del cine
¡Conejita-senpai por partida doble! 5 razones para ver Rascal Does Not Dream of…
Nota siguiente ¡Conejita-senpai por partida doble! 5 razones para ver Rascal Does Not Dream of…