Monstruos que nos cautivaron - Paloma & Nacho

Monstruos que nos cautivaron

  • 0
  • 403 views

Guillermo del Toro siempre ha sido un amante de los monstruos. Su afición es tan grande, que el flamante ganador del Globo de Oro aprovechó su reciente discurso de aceptación como mejor director para ofrecer un singular agradecimiento:

Desde niño le he sido fiel a los monstruos. Ellos me han salvado y me han absuelto, porque creo que los monstruos son los santos patronos de nuestras bellas imperfecciones y representan la posibilidad de fracasar y vivir […]. Agradezco a ustedes, agradezco a mis monstruos y, en alguna parte, Lon Chaney se está riendo encima de todos nosotros.

Aunque muchos se extrañaron ante estas palabras, lo cierto es que Guillermo del Toro no es el único que ha sucumbido ante los encantos de estas criaturas. Como prueba esta selección de 5 monstruos que nos cautivaron y que próximamente podría incrementar con el Hombre Anfibio de La Forma del Agua.

 

dejameentrar

Eli (Déjame Entrar, 2008)

Los vampiros suelen representar las pasiones carnales más profundas del ser humano. El eterno referente es Drácula, quien aprovechó sus cualidades hipnóticas para establecer una relación forjada por el deseo y consumada con una sangrienta penetración. ¿Pero qué pasa cuando se altera la naturaleza de los hijos de la noche y en lugar de un apuesto varón tenemos una inocente pequeña? La respuesta se oculta en Déjame Entrar, con la enigmática Eli como el reflejo simultáneo de un monstruo y una víctima. Una pequeña condenada a una violenta inmortalidad, pero también a la necesidad de un protector dispuesto a dar su vida por ella. El resultado es el romance más mortífero, pero también más conmovedor en la historia del terror.

Disfruta el remake norteamericano aquí.
hellboy

Hellboy (Hellboy, 2004)

Con una filmografía dominada por los monstruos, parecía imposible que Guillermo del Toro quedara fuera de nuestra selección. El tapatío nos ha presentado toda clase de criaturas, pero ninguna tan trágica como Hellboy: un demonio rescatado por una expedición norteamericana, criado como un guardián de la humanidad, pero siempre rechazado por su escalofriante apariencia. ¿Hay algo más doloroso que esto? Sólo la idea de que su historia nunca será concluida, luego de que el realizador rechazara cualquier posibilidad de hacer una tercera entrega al no obtener apoyo financiero. El legado del demonio ahora queda en manos de Neil Marshall y David Harbour, quienes tendrán la muy compleja misión de superar una de las más grandes -e incomprendidas- adaptaciones de comics de los últimos tiempos.

Vela aquí en KLIC.

 

frankestein

Frankenstein (Frankenstein, 1931)

Han pasado 200 años desde que Mary Shelley nos deleitó con su obra maestra y la novela sigue generando los mismos debates de antaño. Y es que nadie ha sabido descifrar si la criatura – erróneamente rebautizada por muchos como su creador– debe ser catalogada como un monstruo por su apariencia perversa o como una simple víctima por el sufrimiento que le inflige la humanidad. La controversia se intensificó todavía más con la brillante interpretación de Boris Karloff en el clásico de 1931, quien mostró un ser tan inocente, pero a la vez tan temible, que bien podía matar niños como si de insectos se tratara. Y así fue, en una de las secuencias más polémicas hasta nuestros días.

kingkong

King Kong (King Kong, 1933)

Para muchos el monstruo más famoso del mundo y cuyo único pecado fue exhibir su impresionante tamaño a una especie humana dominada por la avaricia. King Kong ha sido definido en incontables ocasiones como ‘la bestia que sucumbió ante la bella’, cuando lo cierto es que la criatura realmente cayó cuando el hombre occidental se adentró en su territorio. La historia ha sido retomada hasta el cansancio para inspirar toda clase de metáforas y aunque muchas son debatidas hasta nuestros días, todas coinciden en que el primate nunca fue más que un animal acorralado que aprovechó hasta sus últimos recursos para defenderse. ¿Cuál será la excusa de sus cazadores?

Mira qué tanto ha cambiado Kong en su película más reciente: Kong, la Isla Calavera.
quasimodo

Quasimodo (El Jorobado de Notre Name, 1923)

El jorobado de Notre Dame, catalogada como una de las obras maestras de la literatura universal, también sirvió como inspiración para uno de los grandes clásicos cinematográficos en toda la historia. Buena parte del éxito de esta adaptación se debió a la estupenda interpretación de Lon Chaney, todo un experto en el arte de la caracterización y quien empleó sus habilidades para encarnar al atormentado Quasimodo. Aunque originalmente fue catalogada como la película inaugural de Universal Monsters, el estudio prefirió retirarle el crédito para evitar cualquier controversia por la condición física del personaje central. Después de todo, se trataba de un hombre cuyos padecimientos le condenaron a vivir en un campanario, sometido a la soledad y el rechazo de toda la sociedad parisina. La polémica resurgió cuando el Dark Universe anunció que el campanario formaría parte de su renovada saga, aunque el estado actual del proyecto es una incógnita por ahora.

Autor

  • Luis Miguel Cruz Lopez

    Periodista y crítico de cine y series. Además de Cinépolis, he trabajado en varios medios mexicanos líderes en contenidos audiovisuales. Cofundador de Radix, primer y único medio especializado en animación iberoamericana.

    View all posts
Cómo se hizo… El Gran Showman
Nota anterior Cómo se hizo… El Gran Showman
Las mejores 5 películas animadas para disfrutar el Día de Reyes
Nota siguiente Las mejores 5 películas animadas para disfrutar el Día de Reyes
Notas relacionadas