Estación catorce: así se ve la violencia en México a través de los ojos de un niño

Estación catorce: así se ve la violencia en México a través de los ojos de un niño

  • 0
  • 579 views

Este 23 de febrero estrena en México Estación catorce, de Diana Cardozo, un relato sobre lo difícil de crecer en las zonas más marginadas del país.

El cine mexicano, ese que va más allá de las comedias románticas palomeras y que se sumerge en las entrañas de la sociedad mexicana, por más dolorosa y cruel que ésta sea, es el que siempre lucha por conseguir la atención del público. Es justo ese cine el que, de vez en cuando, es necesario ver para que nos sacudan.En ese apartado brilla Estación Catorce, el regreso al cine de la uruguaya Diana Cardozo, quien llevaba poco más de siete años sin filmar largometrajes.

La cineasta nacionalizada mexicana vuelve a la pantalla grande con un relato lleno de contrastes, de realidades, pero en especial, de esperanza en medio de la peor tormenta.

Estación catorce, de Diana Cardozo, estreno en México póster

“Luis descubre el mundo a los 7 años. La violencia toca su entorno y detona el primer encuentro con la muerte, el descubrimiento de la fragilidad del padre, los mandatos de la masculinidad y la vulnerabilidad del mundo que lo rodea. Todo sucede entre juegos y perplejidades. Es la vida en un México violentado, donde el solo hecho de crecer implica peligro”, advierte la sinopsis oficial de la película.

A estrenarse este 23 de febrero en salas de México, la película nos presenta una balacera en Estación catorce, un pequeño pueblo de San Luis Potosí. Mientras la población tiembla de miedo por su seguridad, otros, como suele ocurrir en el país, aprovechan para saquear el hogar de los ejecutados.

Entre ellos está Luis y su padre Manuel. El pequeño observa, perplejo, la sangrienta escena del crimen, todo mientras su papá se roba un sofá para venderlo y conseguir unos pesos. En un corto periodo de tiempo, Luis aprende a golpe de vida temas como la muerte, la valentía, lo quebrado del sistema y el dolor humano.

Películas mexicanas 2023

“Es un aprendizaje mutuo, porque el padre se ve reflejado en la mirada de ese niño y se da cuenta de cómo ha fallado. Hacen un viaje iniciático por una cuestión de rectificar. Cuando empecé a escribir al padre, pensaba: ‘tiene 26 años con tres niños, no tuvo la voluntad de ser padre y está aprendiendo en el camino'”, explica Cardozo en una entrevista ofrecida al IMCINE.

“Y el hijo grande, que evidentemente tiene toda la empatía con el padre, empieza a ver el espejo de cómo tiene que ser un hombre. Es una relación más intensa que con la madre. Es un niño que está aprendiendo la masculinidad que transmite el padre. Y ahí va la película en términos emocionales, en ese aprendizaje doble. Pero donde se juega la historia es en ese viaje tremendo para los dos. Y yo quería padres reales, nada idealizado: el cine ha picado un poco en idealizar esas relaciones”.

Estación catorce, de Diana Cardozo

Cardozo, quien estudió Cinematografía en la Ciudad de México, obtuvo el premio a Mejor Cortometraje de Ficción en la primera edición del Festival Internacional de Cine de Morelia y en su corto currículum cuenta con dos películas ampliamente reconocidas: Siete instantes (2008) y La guerra de Manuela Jankovic (2014)

Al igual que en esos filmes, la cineasta explora en Estación catorce temas que siguen siendo tabú en el País, como los distintos matices de la masculinidad en los espacios rurales, todo desde el prisma inocente de un niño lleno de picardía, pero que es obligado a comprender conceptos como el amor y la violencia contenidas. Muchos críticos han comparado la cinta con la clásica Ladrón de bicicletas (1948), de Vittorio De Sica.

Películas mexicanas sobre violencia

“Me han hablado de esa comparación y conozco la película, evidentemente la vi hace muchísimos años. Me gusta el neorrealismo, esa forma de contar la cotidianeidad, pero allá el conflicto nace de la necesidad. En Estación catorce el niño descubre otras cosas más: la muerte, el saqueo, la primera escena sexual, todo a través del padre”, profundiza Cardozo.

“A mí me importa el descubrimiento del niño: descubrir la vulnerabilidad de los adultos, el miedo de los padres, una herida que no se te cura nunca. Los padres tienen que ser fuertes por mandato y lo asumimos como natural. Y hay una edad, hacia los siete años, que vamos entendiendo que somos más allá que nuestros padres y podemos ver esa rajadura, esa primera cosa astillada y es lo que descubre Luis”.

Películas sobre la violencia en México

La película, cuyo guion también es de la venezolana, cuenta con un reparto conformado por Yoshira Escárrega, José Antonio Becerril, Lourdes Elizarraras, Claudia Ríos y Gael Vázquez, además de muchos pobladores sin experiencia actoral. Una cinta que seguro te hará tocar tierra antes de seguir volando entre tanto blockbuster.

Autor

  • Alfredo Bizarro

    Desde que tengo uso de razón, el cine forma parte de mi dieta diaria. No le hago el feo a ningún género, pero el terror es mi pasión y John Carpenter mi pastor. Por las mañanas la hago de periodista, aunque mi trabajo full time es ser geek, warsie y obsesivo de la ortografía. "Movies don't create psychos. Movies make psychos more creative!" - Scream, 1996.

Directamente desde España: Las momias y el anillo perdido, una película ideal para la familia
Nota anterior Directamente desde España: Las momias y el anillo perdido, una película ideal para la familia
Denis Villeneuve llama a Los Fabelman la mejor película sobre cine
Nota siguiente Denis Villeneuve llama a Los Fabelman la mejor película sobre cine
Notas relacionadas