Tom Hanks asegura que El código Da Vinci es absurda

  • 0
  • 455 views

Ni Robert Langdon fue capaz de anticipar esto.

 

Tom Hanks siempre ha sido un actor de talento, pero nunca ha sido uno de franquicias. Quizá por eso su interpretación de Robert Langdon en la trilogía de El código Da Vinci sea tan recordada aun cuando dista mucho de ser una de sus mejores. Por eso y porque está inspirada en los best-sellers de Dan Brown.

Esta popularidad no significa que Tom Hanks tenga a las adaptaciones en el mejor concepto. Así lo demostró durante una reciente entrevista con The New York Times en donde aseguró que la franquicia era “tan cínica como un crucigrama”.

Esas secuelas de Robert Langdon son absurdas. El código Da Vinci fue absurda”, continuó el actor, para luego profundizar al respecto. “Quiero decir, Dan Brown, Dios lo bendiga, dice: ‘¡Aquí hay una escultura en un lugar de París! No, está muy lejos. ¿Ves cómo se forma una cruz en un mapa? Bueno, es una especie de cruz’. Ésas son búsquedas de tesoros que son tan precisas para la historia como las películas de James Bond lo son para el espionaje… Todo lo que estábamos haciendo era crear una distracción”.

El actor considera que el valor de esas películas realmente estaba en sus ingresos, ya que “no hay nada de malo en el buen comercio, siempre que sea un buen comercio”. Lo malo fue que al final las ganancias ni siquiera resultaron tan amplias, pues “para cuando hicimos la tercera [Inferno], se demostró que no era un buen negocio“.

Una aseveración relativa. La trilogía recaudó la nada despreciable cantidad de $1,500 MDD, pero la taquilla tuvo una estrepitosa caída de la primera a la tercera entrega. El código Da Vinci recaudó $767.8 MDD, mientras que Inferno debió conformarse con $219.5 MDD. ¡Menos de la tercera parte!

A esto se suma lo surreal que resultó el rodaje del proyecto, lo que quedó claro cuando Tom Hanks compartió una singular experiencia: “Era mi cumpleaños número 40 y algo. Estábamos rodando en el Louvre de noche. ¡Me cambié los pantalones frente a la Mona Lisa! ¡Me trajeron un pastel de cumpleaños en el Gran Salón! ¿Quién llega a tener esa experiencia? ¿Algún cinismo ahí? ¡Diablos, no!”

Es un hecho que El código Da Vinci no es la franquicia más importante de la literatura ni el cine, pero sí que ha divertido al público general. No conforme con ello, también ha construido una importante base de aficionados quienes están convencidos que todas las conspiraciones descritas por Robert Langdon son ciertas. Por esto mismo, aunque nunca será el trabajo más célebre de Tom Hanks, seguro que más de uno pondría al especialista en símbolos entre sus personajes más icónicos.

Autor

Samuel L. Jackson prefiere los blockbusters que las películas de Óscar
Nota anterior Samuel L. Jackson prefiere los blockbusters que las películas de Óscar
Josh Andrés Rivera de Amor sin barreras se incorpora a la precuela de Los juegos del hambre
Nota siguiente Josh Andrés Rivera de Amor sin barreras se incorpora a la precuela de Los juegos del hambre
Notas relacionadas