¿Cómo obtuvo Donald Sutherland el rol del presidente Snow? - Paloma & Nacho

¿Cómo obtuvo Donald Sutherland el rol del presidente Snow en Los juegos del hambre?

  • 0
  • 157 views

Compromiso total con la obra.

No cabe duda de que, si hablamos de villanos de película, uno de los más emblemáticos es el presidente Snow de Donald Sutherland en la saga de Los juegos del hambre. Con su interpretación del malévolo personaje, el actor se quedó en la memoria de millones de aficionados a las historias creadas por Suzanne Collins, por lo que hoy es imposible imaginar el rol sin Sutherland al frente.

Sin embargo, él no era la persona que los encargados de la producción tenían contemplada al principio para quedarse con el rol. De hecho, la manera en la que el histrión llegó al filme es extraña, en el sentido de que no fue por un proceso de casting tradicional.

En honor a Donald Sutherland, quien falleció el pasado 20 de junio de 2024, recordamos cómo fue que se convirtió en el eterno Coriolanus, líder de Panem.

donald sutherland presidente snow

Pasión por el personaje

Como dijimos anteriormente, quienes estuvieron a cargo de levantar el filme no habían contemplado al actor para darle vida al archienemigo de Katniss Everdeen, pero la realidad es que ni siquiera pensaban darle tanto peso al personaje en el largometraje. Tanto así que en el guion figuraba muy poco.

En una entrevista concedida a GQ en 2014, Sutherland confesó que todo cambió gracias a uno de sus hobbies: leer guiones. Resulta que, para el también famosísimo protagonista de Los usurpadores de cuerpos (1978), algo muy interesante era adentrarse en las historias de futuras películas cuando todavía estaban en el papel, antes de pasar a la pantalla.

donald sutherland presidente snow
Donald Sutherland como el presidente Snow.

No sabemos como obtuvo el guion de la primera entrega de la franquicia del Sinsajo, pero, de alguna forma, llegó a él y, cuando lo leyó, su emoción fue tanta que no dudó en contactar al director, Gary Ross. Esto dijo al respecto:

“Nadie me pidió que lo hiciera. No me lo ofrecieron. Me gusta leer guiones y me apasionó. Le escribí una carta. El papel del presidente tenía quizá una línea en el guion. Tal vez dos. No hacía ninguna diferencia. Pensé que era una película increíblemente importante, y quería formar parte de ella”.

Lo más impresionante es el por qué Donald creía en el potencial del proyecto. Para él, la escena en la que el dictador está en el jardín de rosas junto a Seneca Crane, explicándole la importancia de los juegos para manipular a la población de Panem, era sumamente importante, pues podía llevar a las juventudes modernas a interesarse por el clima político de los Estados Unidos. Dentro de su misiva, redactada en un correo electrónico, el intérprete le expresó esto a Ross:

“Pensé que podría despertar a un electorado que había estado dormido desde los años 70”, le comentó a GQ. “No había leído los libros. A decir verdad, los desconocía. Pero le enseñaron mi carta al director, Gary Ross, y él pensó que sería una buena idea que los leyera. Escribió esas escenas maravillosamente poéticas en el jardín de rosas, y formaron la mente y el ingenio de Coriolanus Snow”.

Donald Sutherland como el presidente Snow en Los juegos del hambre (2012).

Ahora, los dejamos con la carta completa de Donald Sutherland al cineasta (vía Business Insider):

“Querido Gary Ross:

Poder. ¿De eso se trata? ¿Sí? ¿El poder y las fuerzas que manipulan los hombres poderosos y las burocracias que intentan mantener el control y la posesión de ese poder?

El poder perpetra la guerra y la opresión para mantenerse hasta que finalmente se derrumba con el peso burocrático de sí mismo y se hunde en las páginas de la historia (excepto en Texas), dejando sin aprender las lecciones que hay que aprender.

El poder corrompe y, en muchos casos, el poder absoluto realmente te excita. Clinton, Chirac, Mao, Mitterrand.

No es así, creo, con Coriolanus Snow. Su obsesión, su pasión, es su jardín de rosas. Hay una rosa llamada Sterling Silver que es de color lila con la fragancia más extraordinariamente poderosa –increíblemente hermosa–. Me encantó en los años setenta cuando apareció por primera vez. Desde entonces se han creado muchas variedades.    

No quería escribirte hasta haber leído la trilogía y ahora lo he hecho: las rosas son de gran importancia. Y los ojos de Coriolanus. Y su sonrisa. Esos tres elementos son vibrantes y vitales en Snow. Todo lo demás está, en general, perfectamente quieto y despiadadamente contenido. Qué placer le da Katniss. La conoce a la perfección. Nada, absolutamente nada, le sorprende. Lo ve y lo entiende todo. Era, muy probablemente, un hombre brillante que ha sucumbido al canto de sirena del poder.

¿Cómo dramatizarás la narración interior que corre por la cabeza de Katniss y que describe y actualiza constantemente su relación con el Presidente, omnipresente en su mente? Con calma omnisciente, él la conoce perfectamente. Ella sabe que él la conoce y sabe que él llegará hasta donde sea necesario para mantener su poder porque sabe que él cree que ella es una amenaza real para su frágil control de ese poder. Es más peligrosa que Juana de Arco.

Su diálogo/monólogo interior define a Snow. Es como el viejo refrán del teatro: no puedes ‘interpretar’ a un rey, necesitas que todos los demás en el escenario se digan unos a otros, y por tanto al público, cosas como: ‘¡Ahí va el Rey, es un encanto, qué malvado, qué encantador, qué benévolo, qué cruel, qué brillante es!’. La idea que se tiene de él, su definición, la percepción que el público tiene de él, es inculcada en primer lugar por las observaciones de los demás y, una vez fijada esa idea, la visión que el público tiene del personaje es bastante inflexible. Y en el caso de Snow, esa definición, por supuesto, proviene de Katniss.

El mal se parece a lo que entendemos de la historia de los hombres que estamos viendo. No es lo que vemos: es lo que nos han hecho creer. Tan simple como eso. Mira la cara de Ted Bundy antes de saber lo que hizo y después de saberlo.

Snow no parece malvado para la gente del Capitolio de Panem. Bundy no parecía malvado para esas chicas. Mi esposa y yo conducíamos por Colorado cuando se escapó de la cárcel allí. La advertencia de la radio del coche era constante. ‘No recoja a ningún joven. El fugado parece el joven más simpático imaginable’. La maldad de Snow se manifiesta en forma de amenaza complaciente y confiada, siempre presente en sus ojos. Su resuelta quietud. ¿Has visto una película que hice hace años? La isla de las tormentas. Ese tipo tenía algo de lo que estoy buscando.

La mujer que vivía en la calle de arriba de nosotros, en Brentwood, se acercó a hacerle una pregunta a mi esposa cuando ésta estaba dejando a los niños en el colegio. Esta mujer y su marido habían visto esa película la noche anterior y lo que ella quería saber era cómo mi mujer podía vivir con alguien capaz de interpretar a un hombre tan malvado. Eso nos divirtió durante una cena o dos, pero una parte de mi esposa sigue preguntándoselo.

Me encantaría hablar contigo cuando puedas para estar en el mismo canal. Todos acaban igual.

Bienvenido a Florida, ¡que tengas un buen día!

Descarga la app de Cinépolis y consulta la cartelera, horarios, estrenos, preventas y promociones que tenemos para ti.

Autor

  • José Roberto Landaverde

    Licenciado en Comunicación por la Universidad Latinoamericana. También soy periodista cinematográfico y colaboro en medios como Paloma & Nacho de Cinépolis, Cine PREMIERE y Canal Once, donde me desempeño como titular de la sección "Cuadro a cuadro", dedicada a la recomendación de películas, en la emisión dominical 80 Millones. Mi vida la dedico al cine. No puedo ver una película sin palomitas o botanas similares y creo que la mejor manera de viajar es a través de las imágenes en movimiento que se proyectan en una pantalla.

    View all posts
¡El atraco del siglo! Así se vivió el rally de Mi villano favorito 4
Nota anterior ¡El atraco del siglo! Así se vivió el rally de Mi villano favorito 4
¿Palomitas Cheetos Mix llegaron a Cinépolis?
Nota siguiente ¿Palomitas Cheetos Mix llegaron a Cinépolis?
Notas relacionadas

Leave a Comment:

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *